Parolin: si crece la convivencia y la fraternidad habrá menos antisemitismo

Fuente: InfoVaticana

El Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, ha cerrado un simposio virtual organizado por la Embajada de Estados Unidos ante la Santa Sede, que ha explorado el aumento del antisemitismo y cómo se puede erradicar a través del diálogo interreligioso, informa Vatican News.

El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, pronunció las palabras de clausura del simposio. Se hizo eco de unas palabras del Papa Francisco: cualquier forma de antisemitismo es “un rechazo de nuestros orígenes cristianos” y, por lo tanto, es una contradicción.

El cardenal citó un documento recientemente descubierto escrito por su predecesor, el secretario de Estado Gasparri, en 1916. Fue escrito en respuesta a una carta del Comité Judío Estadounidense pidiendo una respuesta a la violencia contra los judíos en el contexto de la Primera Guerra Mundial.

Escribiendo en nombre del Papa Benedicto XV, el cardenal Gasparri escribió que los derechos naturales debidos a los seres humanos también deben ser “observados y respetados en relación con los hijos de Israel como debe ser para todos los hombres, porque no se conformaría a la justicia y a la religión misma derogarlos únicamente debido a una diferencia de fe religiosa”.

También citó la reacción a esta carta por parte del Comité Judío Estadounidense. Lo llamaron una “encíclica virtual” y escribieron que: “Entre todas las bulas papales que se hayan emitido con respecto a los judíos a lo largo de la historia del Vaticano, no hay ninguna declaración que iguale esta súplica directa e inconfundible por la igualdad de los judíos y contra los prejuicios por motivos religiosos”.

El cardenal Parolin enfatizó luego el lugar de la memoria histórica al afirmar que “para superar tantas formas deplorables de odio necesitamos la capacidad de involucrarnos juntos en el recuerdo. La memoria”, dijo, “es la clave para acceder al futuro y es nuestra responsabilidad transmitirla de manera digna a las generaciones jóvenes”.

El cardenal Parolin concluyó diciendo que el diálogo interreligioso es una herramienta indispensable para combatir el antisemitismo. La fraternidad, dijo, se basa en la verdad sostenida por varios religiosos de que cada persona humana está “llamada a ser hija de Dios”.

“Tengo la esperanza de que mientras más cristianos y judíos crezcan en la fraternidad, la amistad social y el diálogo, menos antisemitismo será posible porque ‘el engaño está en la mente de los que planean el mal, pero los que aconsejan la paz tienen gozo’ (Prov 12:20). ¡Shalom!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *