Papa: Una nueva página de la historia de las relaciones entre las religiones

Vatican news

 

 

“Somos hermanos aunque seamos diferentes”. Lo afirmaba Francisco antes de emprender su 27º viaje internacional a una nación que quiere ser un modelo de convivencia, hermandad humana y encuentro entre diferentes civilizaciones y culturas. El Pontífice y el Gran Imán de Al-Azhar han mostrado que promover la cultura del encuentro no es una utopía

 

El Papa Francisco concluyó un nuevo viaje apostólico internacional, el 27º de su pontificado, que lo condujo a los Emiratos Árabes Unidos, un nuevo país nunca antes visitado por un Pontífice, especialmente por su condición de ser una nación de mayoría musulmana. Otros colores y otras imágenes, en otra geografía, tras lo vivido en Panamá con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

 

El mismo Obispo de Roma antes de partir manifestaba en su video mensaje a los ciudadanos de esta tierra – que “quiere ser un modelo de convivencia, de hermandad humana y de encuentro entre diferentes civilizaciones y culturas, donde muchos encuentran un lugar seguro para trabajar y vivir libremente, en el respeto de la diversidad” – que se sentía feliz por la ocasión que le brindaba el Señor para escribir “una nueva página de la historia de las relaciones entre las religiones, que confirma que somos hermanos aunque seamos diferentes”.

 

También agradecía a su “amigo y querido hermano el Gran Imán de Al-Azhar, el Dr. Ahmed Al-Tayeb”, junto a todos los que colaboraron en la preparación del encuentro, por “el valor y la voluntad de afirmar que la fe en Dios  une y no divide”, sino que “acerca aún en la distinción, y aleja de la hostilidad y de la aversión”.

 

En su cosmovisión el Papa ve más allá de lo sencillamente contingente. De hecho manifestaba su alegría por encontrar a un pueblo “que vive el presente con la mirada puesta en el futuro”.

 

Hermandad humana

 

Y no dejaba de agradecer al Jeque Mohammed bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, su invitación a participar en el encuentro interreligioso sobre el tema “Hermandad humana”, que constituyó el motivo de su viaje.

 

Igualmente hoy, al despedirse de los Emiratos Árabes Unidos, en su telegrama al Príncipe heredero, el Obispo de Roma le renovó su profundo aprecio y agradecimiento, sin olvidar a los miembros del gobierno y a la población por la “calurosa bienvenida y generosa hospitalidad”.

 

Poco antes, en el aeropuerto presidencial de Abu Dabi había  tenido lugar la ceremonia conclusiva con el mismo tono de estima recíproca. Procedentemente, el Pontífice había presidido la primera Misa pública en el gran centro deportivo de esta ciudad y en la que participaron unas ciento ochenta mil personas, no sólo fieles católicos que pertenecen a un centenar de nacionalidades, sino también unos cuatro mil musulmanes deseosos de escuchar al Obispo de Roma.

 

Volviendo al motivo de su viaje, el Papa Bergoglio firmó el 4 de febrero junto al Gran Imán de Al-Azhar el Documento titulado “Fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *