Pakistán: sentencian a muerte a musulmanes que quemaron vivos a esposos cristianos

Una corte en Pakistán sentenció a muerte de tres musulmanes por haber quemado vivos en el año 2014 a una pareja cristiana que fue acusada de blasfemia en la ciudad de Kot Radha Kishan, a 60 kilómetros al suroeste de Lahore.

Otros dos musulmanes fueron absueltos.

Según informa Associated Press (AP), el fallo judicial del jueves 16 de mayo se produce cinco años después de que Shama Bibi, de 24 años, y Sajjad Maseeh, de 27, fueran golpeados hasta la muerte y arrojados a un horno de una fábrica ladrillos por una turba de unos 100 musulmanes de la provincia de Punyab.

A la pareja también le rompieron las piernas para que no huyan y a la mujer se le envolvió en algodón con el fin de que se encendiera más rápido, según apuntaron los testigos. Tras el asesinato, solo quedaron los huesos carbonizados y restos de los zapatos de ambos.

El matrimonio tenía dos hijos y dos hijas, el mayor de ellos tenía siete años. En el momento del homicidio Shama Bibib tenía cuatro meses de embarazo.

Tras el incidente, la policía arrestó a decenas de personas y cinco de ellos fueron acusados y condenados a muerte en 2016.

En el 2014, el P. James Channan, Director Ejecutivo del Centro de Paz en Lahore, dijo a la agencia vaticana Fides que el asesinato de la pareja de esposos es un “acto que ofende a la justicia, los derechos humanos, la dignidad humana, la civilización, y es contrario al Estado de Derecho”, y por ello hizo un llamado a las Naciones Unidas para que intervenga.

Asimismo, aseguró estar convencido de que el matrimonio no había cometido blasfemia.

“E incluso si se demostrara que la acusación era real, existen procedimientos que deben seguirse. No podemos permitir que una turba linche o realice una ejecución en masa creyendo estar por encima de la ley. Esto es un fuerte reclamo para el gobierno”, señaló el presbítero en aquel entonces.

AP explicó que “bajo las duras leyes de blasfemia de Pakistán, cualquier persona acusada de insultar a Dios, el Islam u otras figuras religiosas puede ser condenada a muerte”.

“Sin embargo, los grupos nacionales e internacionales de derechos humanos dicen que estas leyes a menudo se utilizan de forma incorrecta para ajustar las puntuaciones personales”, añadió.

En febrero de 2019, Ayuda a la Iglesia Necesitada Italia (ACS-Italia) y la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Pakistán informaron que actualmente hay más de 220 cristianos en Pakistán que se encuentran en la cárcel acusados de delitos de blasfemia contra el profeta Mahoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *