Ocurrencias de la parroquia virtual respecto a San José. Necesito opiniones

Lo mejor y más peculiar de este blog consiste en el hecho de que se va constituyendo en algo así como parroquia virtual, de modo que los lectores no solo leen y comentan, que es su función principal, sino que, especialmente desde que comencé mi ministerio pastoral en estos tres pueblitos de la sierra madrileña, se han convertido en feligreses a distancia que conocen, sienten y aman las tres parroquias, participan de su vida espiritual desde una entrañable comunión de los santos a la que aportan sus oraciones y sacrificios, y hasta de cuando en cuando se pasan por los pueblos para vivir en vivo y en directo la fe con estas buenas gentes.

Este blog hoy es mucho más que un conjunto de reflexiones de un cura de aldea que leen unos cuantos desocupados nostálgicos de tiempos distintos. Si mejores o peores, los tiempos, otros lo digan.

Por eso, porque más que un blog es una parroquia virtual con feligreses en medio mundo, y no me quedo corto, de cuando en cuando cuento cosas, doy noticia de nuestros afanes y fracasos, de esperanzas e ilusiones, de ocurrencias y guiños de la providencia, que en casualidades en estas cosas no creo.

Ayer contaba lo de San José, recién llegadito a Braojos desde un convento que acaba de clausurarse. Una cosa más. Je. Una cosita más. Porque fue contarlo y empezar los feligreses a distancia a sugerir cosas. Algunos en los mismos comentarios, otros directamente por mail. Básicamente proponen “adoptar” a San José entre los feligreses internautas, que no sea solo un San José para Braojos, sino considerarlo un regalo también para el blog con sus lectores.

La adopción de San José consistiría en dos cosas, de momento, y a salvo de posteriores ocurrencias, que las habrá. En primer lugar, son varios los que me piden una cuenta para realizar un donativo, ofrecer una limosna a las monjas y comprar una peana al santo, porque como dice un comentarista, “no va a estar en el suelo como una tinaja”. Sin problemas: ES5100750640440600169137. La cuenta está a nombre de Parroquia de San Vicente mártir de Braojos de la Sierra. Pero los hay que piden más. Y es que declaremos a San José patrón de este blog y patrón de la parroquia en la diáspora.

Este blog y sus lectores, a pesar de ser cavernícolas, carcas, trogloditas, ultraconservadores e infocatólicos, o tal vez precisamente por ello, quién sabe, somos profundamente democráticos, cuasi sinodales. Por eso aquí una decisión como la de declarar a San José patrón del blog y de la parroquia bloguera, requiere un cierto consenso y la aquiescencia del personal.

Dicho esto, y resumiendo, que a ver qué les parece eso de adoptar y cuidar a San José desde la parroquia dispersa por esos mundos de Dios, y de declararlo, así entre nosotros, patrón del blog y nuestro.

Y lo último, y no en importancia. Habrá que rezar alguna cosa a San José… Aquí dejo un enlace con oraciones y devociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *