Obispos de Panamá llaman al diálogo ante protestas contra reformas constitucionales

El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal Panameña (CEP) hizo un llamado a la ciudadanía y a las autoridades para que prime el diálogo y se eviten actos de violencia, como los ocurridos la semana pasada, con la aprobación de un paquete de reformas constitucionales en la Asamblea Nacional.

Las reformas, presentadas por el gobierno de Laurentino Cortizo, pretenden modificar artículos de la Constitución relacionados con la administración de justicia, salud, educación, medioambiente, descentralización y funcionamiento del Parlamento.

“Al iniciar el mes de la Patria, hacemos un llamado a la ciudadanía y a las autoridades para que prevalezca el respeto mutuo, la escucha atenta, el diálogo, la cordura y la tolerancia como caminos para encontrar el consenso nacional ante un tema tan sensitivo e importante como es el de las reformas constitucionales”, señalaron los obispos en un comunicado publicado el 1 de noviembre.

Destacaron que “el ambiente de tensión y violencia, que dejó heridos y daños materiales, vivido en los últimos días, ha sido de enorme preocupación para los habitantes en este país”.

La semana pasada cerca de 100 manifestantes que lanzaron piedras y botellas fueron detenidos en áreas aledañas a la Asamblea Nacional, la Avenida Balboa, la cinta costera y otros lugares cercanos. Si bien fueron liberados, la Alcaldía de Panamá informó que tendrán que comparecer en una audiencia ante un juez de paz los días 6 y 8 de noviembre.

“Si bien, no es negociable el derecho fundamental a protestar y manifestarse sobre temas nacionales y vitales en la vida del país; no menos importante es que deba realizare sin violencia y respeto, para que el clamor del pueblo no sea desvirtuado”, subrayó la CEP.

Además, los obispos afirmaron que las reformas constitucionales “demandan la participación plena de todos los sectores del país, sin exclusión de nadie, por lo que hay que garantizar que esto sea posible a través de un mecanismo serio, ágil y transparente, en el que se pueda consignar todos los aportes, para llegar a un consenso nacional”.

“Panamá merece una Constitución que responda a los desafíos del mundo actual, sin menoscabo de los valores y principios éticos y morales que la ha sostenido a lo largo de su historia”, acotaron.

Finalmente, los obispos señalaron que “urge más que nunca devolver la esperanza perdida a causa de la injusticia, de la corrupción y la exclusión”.

“Para ello, a cada uno nos corresponde sembrar signos visibles y tangibles que hagan germinar la credibilidad y la confianza en Panamá”, concluyeron.

Este domingo 3 de noviembre, en el Te Deum celebrado en la Catedral Basílica Santa María la Antigua, el Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa, también dijo que las “reformas Constitucionales demandan la participación de todos los sectores, garantizando un mecanismo de consulta que nos lleve a lograr un consenso nacional”.

“Los hechos dolorosos de los últimos días, en vísperas de las efemérides patrias, son muestra de que el camino elegido para afrontar las reformas son la escucha y el diálogo. Démonos el tiempo necesario para ir consignando los aportes y consensos que provean una Carta Magna que llene las expectativas y anhelos de todos los panameños y panameñas”, agregó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *