Obispo portorriqueño procede a prohibir todo lo que huela a tradicional

Carlos Esteban / InfoVaticana

Suele suceder en las organizaciones que cuando el superior da una orden, algunos subordinados tratan de ir más lejos de lo mandado, tratando de complacer la que saben o creen saber que es la verdadera voluntad del jefe. Así, aunque el motu proprio Traditionis custodes prevé que se mantenga el culto de la Misa Tradicional allí donde allá comunidades consolidadas que lo demanden, no pocos pastores han entendido el documento papal como una señal para borrar toda huella del rito tridentino de sus diócesis.

Tal parece ser el caso del obispo de Mayagüez, en Puerto Rico, Ángel Ríos Matos, a quien le ha faltado tiempo para publicar un decreto aparentemente destinado a no dejar ni el recuerdo de la Misa Tradicional en su territorio, invocando el nuevo motu proprio que deroga el motu proprio que hace solo 14 años promulgara Benedicto XVI.

Ríos, elevado al episcopado en 2020, alega que actualmente no hay grupos en su diócesis que pidan el Rito Tridentino y por ello “prohíbe” su celebración en su diócesis. No se designará ningún sacerdote ni ningún lugar para ello.

Además, ordena que “todo sacerdote” en su diócesis debe presidir el Novus Ordo, “incluso cuando se celebre en privado y sin gente”.

Por último, “prohíbe” el uso de casullas romanas, manteles de lino, cubre cálices, manípulos, birretes y otros elementos típicos del Rito Romano.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *