México: obispos publican lineamientos generales para reapertura del culto

Aciprensa

A través de un comunicado publicado el viernes 15 de mayo, los Obispos de México detallaron los lineamientos generales para la reapertura del culto religioso en tiempos de la pandemia de coronavirus COVID-19.

“En este tiempo de pandemia, con responsabilidad y celo pastoral, hemos tratado de acompañar a nuestros fieles buscando la manera de hacer presente el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo. Por ello, los obispos que conformamos la Conferencia del Episcopado Mexicano, preocupados por la salud espiritual y física de todos los fieles, presentamos los siguientes lineamientos generales para la reapertura gradual de los espacios físicos de la vida eclesial, sobre todo el aspecto sacramental; observando puntualmente las medidas de higiene y sanitización”, indica el comunicado.

Los prelados solicitaron a todo el pueblo de Dios que sume “en la caridad y solidaridad emprendiendo este nuevo camino de restablecimiento funcional de nuestras actividades”.

En la primera el obispo determinará el momento para que los fieles asistan a las “celebraciones eucarísticas dominicales y feriales, en grupos pequeños y moderados de acuerdo al espacio de la iglesia, guardando debidamente el distanciamiento social”, y observando todas las medidas preventivas según la propia situación del lugar.

En la segunda fase, principalmente, habrá un monitoreo constante de los informes de la Secretaría de Salud para la reactivación gradual “de las agendas de los movimientos y grupos a nivel parroquial y diocesano”.

Finalmente, en la fase tres, se emprenderá “con normalidad la vida pastoral ordinaria” bajo las disposiciones de la Secretaría de Salud.

El documento también presenta una serie de directrices para la reapertura gradual de las celebraciones en la Iglesias que los obispos sugieren considerar, pero que no restan “la creatividad y acción que, junto con los Vicarios Episcopales de Pastoral, los Decanos, los presbiterios y laicos agentes de pastoral puedan implementar”.

Otro punto del documento contiene sugerencias para la elaboración “del plan diocesano/parroquial, para la celebración de Misas con control de asistentes”, entre estas, “definir la capacidad de la iglesia, y el aforo adecuado por celebración”, “número de Misas” o sobre el “equipo de protección, sanitización y limpieza”.

También, los obispos presentaron otras pautas sobre la Misa que refieren a su duración, reducción del número de ministros, coro y eliminación de subsidios como las hojas dominicales.

Finalmente, se explican las medidas de seguridad para la Comunión y la salida de la Misa. Otro apartado está dedicado a la mejora e implementación de la “Comunicación y Transmisiones de las celebraciones”.

“Presentamos estos lineamientos generales, a manera de orientaciones, para que cada obispo en su Iglesia Particular pueda normar, concretizar y detallar técnicamente según su propia realidad”, indicaron los obispos mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *