María es la perfecta guía para la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús

Gaudium press

 

Mons. José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián, España, ha asegurado que la Virgen María es la perfecta guía para la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús.

El prelado ha hecho esta afirmación durante la celebración Eucarística que presidió en la Capilla de las Apariciones en Fátima en el marco de la peregrinación de los Jóvenes por el Reino de Cristo, que tuvo lugar en el santuario portugués del 1º de al 5 de marzo, en el contexto del centenario de la Consagración Pública de España al Corazón de Cristo, que se conmemora este 2019. En ella participaron 900 jóvenes y 170 familias de España (Ver noticia anterior: España: Cientros de Jóvenes por el Reino de Cristo peregrinarán a Fátima).

Durante la homilía, el Obispo de San Sebastián se refirió a la renovación de la Consagración al Sagrado Corazón que realizarán los españoles el 30 de junio en el Santuario del Cerro de los Ángeles de Getafe. Pidió a todos acudir a Nuestra Señora para dicha consagración:

“Vamos a hacer una ofrenda: ésta es la consagración. ¿Qué es la consagración que nos disponemos a hacer? La consagración que nos disponemos a hacer es el ‘Totus Tuus’. Somos del Corazón de Jesús, y le pedimos a María que nos enseñe a darnos plenamente, le pedimos que no sea una fórmula esa renovación que nos disponemos a hacer; no es una fórmula (…) Hemos venido aquí a Fátima a decirle a María: Enséñame a consagrarme a tu Hijo con una donación de totalidad, que yo no me reserve nada, que no haya huecos, que no haya habitaciones en las que no haya entrado la luz, que yo pueda decir ‘Totus Tuus’ (…) que sea de verdad”.

Luego, hizo énfasis: “Ella nos va a enseñar a renovar esa consagración”.

Mons. Munilla, dijo además, que es necesario preparar la consagración: “Para que ese día nos juntemos en el Cerro de los Ángeles, para que ese día allí mostremos ese gran deseo de consagración va a ser importante que cada uno de nosotros, cada familia, prepare esa consagración para que no haya habitáculos, no haya un centímetro cuadrado que esté reservado por nosotros. Qué el Señor sea dueño y Señor de toda nuestra vida; incluido el futuro, incluido lo que puede llegar a ser, porque le firmamos un cheque en blanco”.

En este sentido alentó a los jóvenes y familias presentes profundizar en esta reflexión: “Señor, yo no sé lo qué será de mi vida, yo no sé lo que tú quieres de mí, pero sí sé que tu querer para mí es una garantía, y fiado en ti asalto la muralla; como dice el salmo: ‘Tu voluntad es mi escudo’. No necesito otros escudos”.

“Eso es consagrarse al Corazón de Jesús, con la gran enseñanza, con la gran pedagogía de María, que es la verdaderamente consagrada al Corazón de Jesús”, indicó el Obispo de San Sebastián.

En otro momento se refirió a la batalla entre Cristo y el demonio en la que María pisa la cabeza de la serpiente: “En esta gran batalla, entre Jesucristo y satanás, en la que el Señor le ha dicho a María: ven conmigo, pon tu pie sobre la cabeza de la serpiente y písala con fuerza. En esa batalla estamos nosotros en primera fila. La batalla entre el bien y el mal (…) por dentro de tu corazón; la trinchera está dentro de ti”.

Al respecto, agregó: “No sé si eres consciente de que eso que llevas entre manos ¡es una bomba capaz de transformar el mundo! (…) Está integrado en esa gran batalla entre Cristo y satanás, en ese gran pisotón que María le da a la cabeza de la serpiente (…) ¡Tu pisa con ganas con Ella!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *