Los obispos de Paraguay comprometidos en la prevención contra abusos

Aica.org

 

Al término de la 220º Asamblea Plenaria, la Conferencia Episcopal paraguaya (CEP), “inspirándose en el Mensaje del Papa para la Cuaresma invitó a acoger en lo concreto de la vida la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, atraeremos su fuerza transformadora también sobre la creación”. Los prelados paraguayos asumieron cinco compromisos que los ayudarán a tomar medidas concretas e inmediatas ante los casos de abusos.

En un comunicado los obispos explican que se trató de un encuentro trascendente y de mucha “sinodalidad”, que les permitió escuchar el maravilloso trabajo que se realiza día a día desde las diversas pastorales. También agradecen al nuncio apostólico por su cercanía y acompañamiento y valoran su mensaje de aliento “para seguir trabajando por el bien de la Iglesia que peregrina en Paraguay con sentido de responsabilidad y unanimidad”.

Sobre la crisis de los abusos que ensombrece a la Iglesia, la CEP afirma que “la sanación, prevención y protección irrestricta de la dignidad de las personas, sobre todo de los niños y adolescentes, así como del prójimo más vulnerable, exigen una auténtica conversión pastoral y personal de los clérigos, religiosos, agentes pastorales, educadores y colaboradores de la Iglesia. Debemos volver a las fuentes del Evangelio, seguir las actitudes del maestro y vivir el espíritu de las bienaventuranzas”.

Ante este desafío, durante su Asamblea, los Obispos afirman que asumieron cinco compromisos que los ayudarán a tomar medidas concretas e inmediatas:

Acompañamiento integral a las víctimas y en colaboración con la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción y la Conferencia de Religiosos y Religiosas del Paraguay (CONFERPAR) se realizarán capacitaciones en prevención y actuación en casos de abusos contra menores y personas vulnerables.

Asimismo, se creará un observatorio con la colaboración de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción para “desarrollar investigaciones acerca de todo tipo de abusos que permitan afrontar la problemática con mayor propiedad desde el punto de vista científico”.

En otro punto, los obispos del Paraguay establecieron la aplicación de “auditorías internas permanentes que permitan hacer efectivas las directivas de actuación y de prevención en casos de abusos sexuales contra menores y personas vulnerables”.

Por último, los obispos se comprometieron en la “difusión, conocimiento y acciones acorde a las directrices del Protocolo de prevención de abusos sexuales contra menores en instituciones católicas”, principalmente entre seminaristas, sacerdotes y agentes pastorales.

“La sanación, prevención y protección irrestricta de la dignidad de las personas, sobre todo de los niños y adolescentes, así como del prójimo más vulnerable, exigen una auténtica conversión pastoral y personal de los clérigos, religiosos, agentes pastorales, educadores y colaboradores de la Iglesia”, manifestaron los obispos.

“Debemos volver a las fuentes del Evangelio, seguir las actitudes del maestro y vivir el espíritu de las bienaventuranzas”, aseguraron en el comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *