Los obispos cuestionan la distorsión de la persona y la sexualidad en textos escolares

Aica.org

 

“La distorsionada presentación de la persona y su sexualidad nos afectan como sociedad; por eso reafirmamos la dignidad de la persona humana en consonancia con las enseñanzas del Evangelio y del magisterio de la Iglesia”, afirmó la presidencia de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) en un comunicado emitido este miércoles, 10 de abril, ante la elaboración y difusión de textos escolares en las instituciones educativas públicas, con referencias a temas de sexualidad que tergiversan la verdad sobre la persona humana.

Los textos escolares distribuidos por el Ministerio de Educación de este país –para el área de Desarrollo Personal, Ciudadanía y Cívica dentro de la Educación Básica Regular– presentan un contenido sobre la sexualidad inapropiado. Ante esta situación, los obispos peruanos manifiestan su “profunda preocupación por este material educativo distribuido a las instituciones educativas públicas con referencias a temas de sexualidad que tergiversan la verdad sobre la persona, generando confusión en los padres de familia y sobre su misión fundamental de educar y formar a sus hijos”.

Ya en el libro del Génesis, recuerdan los obispos, se enseña que “Dios creó al hombre y mujer a su imagen y semejanza”; y citando al papa Francisco señalan que: “La educación sexual que cuida un sano pudor tiene un valor inmenso, logrando una educación al amor y a la afectividad”.

Los prelados peruanos reconociendo las disculpas expresadas por la Ministra de Educación, señora Flor Pablo Medina por los textos errados; invocan a las autoridades del Ministerio de Educación a tener mayor responsabilidad en la elaboración y difusión de todos los materiales que lleguen a las manos de la niñez y juventud y al mismo tiempo solicitan rectificar, contener y sanar el daño que pueda generarse con estos textos, requiriendo que dignifiquen a la función pública como es debido.

Finalmente, como Iglesia, los obispos reafirman su compromiso de velar por la educación en colaboración con el Estado, asumido desde los comienzos de la República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *