Lienzo réplica de la Virgen de Chiquinquirá llegó a Barranquilla

Colombia continúa celebrando el Centenario de la Coronación de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, Reina y Patrona del país. Aunque el Año Jubilar culminó el pasado 9 de julio, las jurisdicciones eclesiales se siguen sumando a los homenajes marianos, gracias a la peregrinación de réplica del lienzo renovado, que en esta ocasión estuvo presente en Barranquilla, capital del Departamento de Atlántico.

El evento ocurrió el domingo 8 de septiembre, durante la fiesta de la Natividad de la Virgen María, cuando la réplica del cuadro de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá fue entronizada en la Catedral Metropolitana María Reina de la ciudad colombiana, en el marco de una Eucaristía que presidió el Arzobispo local, Mons. Pablo Salas Anteliz.

En la homilía, el prelado dijo: «cómo nos viene de bien poner nuestros ojos en la Santísima Virgen María», según narra la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) en nota de prensa.

Más adelante, el Arzobispo llamó a la comunidad de Barranquilla a orar pidiendo la comprensión de los designios de Dios en cada uno, para que así se pueda estar disponibles a lo que el Señor pida a nivel personal, pero también de Iglesia.

Mons. Salaz Anteliz, también elevó una plegaria: «Que la Virgen por donde pase en el Atlántico renueve con su celo a todos los misioneros, a todos los que se han ido formando en los anuncios kerigmáticos para ser misioneros y así contribuir a que las parroquias sean signo transparente de la Iglesia, que podamos seguir construyendo parroquias con rostro de madre, con espíritu de acogida y de amor por todas las realidades humanas».

Luego, colocó a los pies del cuadro de la Reina y Patrona de los Colombianos las intenciones del Departamento del Atlántico, que tiene identidad y vocación por la Virgen María.
Año Jubilar

Las celebraciones principales por el Centenario de la Coronación de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá tuvieron lugar del 6 al 9 de julio, con importantes actos en la Basílica que lleva su título, y que es custodiada por los frailes Dominicos.

En la ocasión el lienzo renovado de la Madre de los colombianos, en solemne ceremonia con la Guardia Presidencial, descendió de su Camarín, y por cuatro días fieles y peregrinos procedentes de diferentes puntos de Colombia rindieron homenajes a su Patrona, recibiendo la Indulgencia Plenaria otorgada con motivo del Año Jubilar.

La devoción a la Virgen de Chiquinquirá tiene su origen con los primeros conquistadores del Nuevo Reino de Granada. El entonces encomendero de los pueblos de Suta y Chiquinquirá, Antonio de Santana, mandó pintar un cuadro de Nuestra Señora del Rosario, de quien era devoto. En la imagen se encuentra Nuestra Señora acompañada por San Andrés, Apóstol, y San Antonio de Padua.

Pare rendirle tributos a la imagen, Santana mandó construir una capilla. Desafortunadamente, con el paso del tiempo y las inclemencias del clima el cuadro se fue deteriorando y, tras la muerte del encomendero, fue trasladado a otra capilla en Chiquinquirá donde quedó en el olvido.

Pero tiempo después, la cuñada de Antonio, María Ramos, encuentra el lienzo y lo ubica en un lugar digno, hasta que sucedió el hecho prodigioso de su renovación. El suceso ocurrió el 26 de diciembre de 1586: el cuadro comenzó a desprender de sí potentes resplandores que restauraron los vivos colores de la imagen.

Desde entonces creció la devoción a la Virgen de Chiquinquirá, que con el tiempo se extendió de Colombia a otros países. Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá fue declarada Patrona de Colombia por el Papa Pío VII en el año 1829.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *