Le recuerdan a card. Barreto que veinte pueblos indígenas practican el infanticidio

En su intervención, el cardenal Pedro Ricardo Barreto Jimeno, Arzobispo de Huancayo en Perú y Vicepresidente de la Red Eclesial Panamazonica, recordó como la Iglesia siempre se ha preocupado siempre por los pueblos indígenas -citando a los papas Benedicto IX y San Pío X- y resaltó la importancia de la figura de San Francisco de Asís.

La polémica, sin embargo, surgió cuando un periodista preguntó al cardenal cómo era posible que en el Sínodo, ignorando las consecuencias del pecado original, se presente a todos los indígenas de una forma idílica -«gente pura e inocente»- cuando hay al menos 20 tribus que practican habitualmente el infanticidio.

El periodista, tras añadir que la Conferencia Episcopal Brasileña indicó que tal hecho forma parte de la cultura integral indígena, ha requerido el parecer de Victoria Lucia Tauli-Corpuz, Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, participante en el Sínodo.

El cardenal ha respondido que aunque saben que no todo es perfecto entre los pueblos indígenas, «nunca he escuchado que 20 tribus practiquen el infanticidio. Esto no se puede decir tan a la ligera, ya que apunta a una situación de salvajismo».

Y ha añadido que si algo está muy claro es que la Iglesia defiende la sacralidad de la vida humana, tras lo cual -no se sabe muy bien por qué- ha señalado que el papa Francisco habló ayer de aquellos que se burlan de que los indígenas lleven plumas en la cabeza. Luego ha asegurado que si alguien en la Iglesia sostiene que esas prácticas son admisibles, está rechazando la esencia del Evangelio.

Sin embargo, Tauli-Corpuz admitió que la ONU conoce dichas prácticas «contrarias a los estándares internacionales sobre los derechos humanos» y que además los propios indígenas han reconocido que deben cambiar algunas de sus tradiciones. Y ha añadido:

«Los pueblos indígenas tienen la obligación de hacer que su cultura sea coherente con las normas internacionales sobre derechos humanos»

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *