La tasa de abortos en Inglaterra y gales se dispara en medio de la pandemia

CNA / InfoCatólica

El aumento coincidió con la introducción de medidas temporales que permiten los abortos médicos en el hogar hasta que termine la crisis del coronavirus.

La cantidad de abortos en Inglaterra y Gales se disparó en el primer semestre del año 2020 y en medio de la pandemia de coronavirus, según las estadísticas publicadas el jueves.

Las nuevas cifras publicadas por el Departamento de Salud y Atención Social el 10 de septiembre, mostraron que se realizaron 109.836 abortos entre el 1 de enero y el 30 de junio. Esto es 4.296 más que en los primeros seis meses de 2019, un año que registró el mayor número anual de abortos.

Si los abortos continúan al mismo ritmo en la segunda mitad de 2020, el año establecerá un nuevo récord.

Catherine Robinson, portavoz de Right to Life UK, dijo: «Este año nos hemos unido como nación y hemos hecho grandes sacrificios para proteger a los vulnerables del COVID-19. Lamentablemente, al mismo tiempo que protegemos a un grupo de personas vulnerables, nosotros como sociedad, también hemos terminado con miles de vidas jóvenes vulnerables a través del aborto».

El aumento mensual más alto en comparación con el año anterior tuvo lugar en abril, el primer mes completo de un bloqueo a nivel nacional, cuando se llevaron a cabo 20.546 abortos, 4.540 más que en abril de 2019.

Robinson señaló que el aumento coincidió con la introducción de medidas temporales que permiten los abortos médicos en el hogar hasta que termine la crisis del coronavirus.

Bajo el esquema temporal, introducido el 30 de marzo, las mujeres que buscan abortos con medicamentos ahora pueden tomar ambas píldoras abortivas, mifepristona y misoprostol, en casa hasta la décima semana de embarazo. Los médicos envían las píldoras al paciente después de consultarlo por teléfono o enlace de video.

Anteriormente, a las mujeres se les permitía tomar solo el segundo medicamento en casa, después de tomar el primero en una clínica médica y después de obtener la aprobación de dos médicos, como lo exige la ley.

Las nuevas estadísticas mostraron el impacto del cambio, ya que el porcentaje de abortos que fueron médicos, en lugar de quirúrgicos, aumentó en un 10% de marzo a abril.

Robinson se refirió a un correo electrónico filtrado de la organización NHS England and NHS Improvement, con fecha del 21 de mayo, que decía que las autoridades estaban al tanto de 13 incidentes relacionados con abortos médicos en el hogar desde marzo. Ella sugirió que esto podría ser «solo la punta del iceberg», ya que puede haber otros incidentes desde que se envió el correo electrónico.

«Nosotros, junto con otros activistas pro-vida, advertimos que era solo cuestión de tiempo antes de que una mujer muriera como resultado de un aborto casero DIY, —dijo— trágicamente, ese ha sido el caso de dos mujeres que terminaron con sus vidas, junto con las decenas de miles de bebés que perdieron la vida, bajo el esquema de aborto domiciliario del gobierno».

Robinson continuó: «Es poco probable que los proveedores de servicios de aborto, como BPAS y Marie Stopes International, que desean mantener los abortos caseros DIY de forma permanente, quieran revelar cuántas complicaciones o incidentes graves han surgido como resultado de sus servicios.

También es probable que haya muchos más incidentes que los proveedores de servicios de aborto no conocen, ya que es poco probable que la mayoría de las mujeres regresen y le digan a un proveedor de servicios de aborto que han violado la ley usando su servicio o que ni siquiera sabían hasta qué punto lo hicieron, dado que no se han hecho una ecografía».

A fines de agosto, el gobierno anunció que lanzaría una consulta pública sobre si los abortos con medicamentos en el hogar deberían permitirse de manera permanente.

«Estos esquemas de aborto en casa deberían suspenderse de inmediato», comentó Robinson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *