jóvenes cartageneros envían mensaje de reconciliación desde el Cerro de la Popa

CEC

 

Con un mensaje de esperanza y reconciliación, de parte del Sumo Pontífice: ¡Vive Cristo, nuestra Esperanza!, más de 3 mil jóvenes cartageneros peregrinaron al Cerro de La Papa, uno de los sitios que presenta una visión panorámica perfecta de esta ciudad y del mar caribe.

La Pastoral Juvenil Arquidiocesana, presidida por monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, y con la coordinación del presbítero Leonel Henao, dispuso a lo largo de las tradicionales cruces que se encuentran en el trayecto del cerro, reflexiones del Papa Francisco tomadas de la Exhortación Apostólica “Vive Cristo”.

Con el lema “VIVE CRISTO, NUESTRA ESPERANZA”, estas meditaciones llevaron un eje transversal, como un mensaje claro hacia el papel de los jóvenes en las comunidades cristianas, tomando como modelo a personajes ilustres del Antiguo y Nuevo Testamento.

Los asistentes a esta celebración avanzaban en pequeñas comunidades, para poder vivir esta experiencia, no solamente junto a la comunidad a la que pertenecen, sino también para conocer y relacionarse con personas de otras parroquias, zonas e incluso municipios.

Esto con el fin de responder satisfactoriamente a la llamada que se realiza desde el Vaticano, a congregarse de manera masiva, toda la juventud católica del mundo cada 3 años en un país diferente; pero sin dejar de congregarse en sus respectivas diócesis cada año.

El encuentro que se realizó en la parte baja de La Popa, fue ambientado por los músicos del ministerio Pa’ Dios, quienes al ritmo de la batería, lograron disponer los ánimos para la jornada que se avecinaba. Finalizado el recorrido, desde la cima de la heroica se dispuso otro momento de alabanza donde la alegría de Cristo Vivo, contagió de Esperanza a los miembros de las comunidades.

Con la animación del Ministerio Musical Jesucristo Sello de Garantía y de La Santa Banda, grandes y pequeños cantaron y bailaron para unirse como Pastoral Juvenil Arquidiocesana, porque Todos Somos PJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *