Irlanda: Grupos pro-vida denuncian nueva ley del aborto que ya ha entrado en vigor

Religión Confidencial

 

 

Consideran que la normativa no ayuda a la mujer embarazada ni alivia el dolor de los bebés en abortos tardíos.

 

El día de Año Nuevo de 2019 pasará a la historia como “el día que Irlanda abandonó los derechos humanos auténticos”, han manifestado los grupos pro vida del país.

 

Tras la votación del referéndum del año pasado, el pasado 1 de enero entró en vigor la ley del aborto en el país. Así, los médicos de cabecera, los servicios de planificación familiar del servicio nacional de salud irlandés y los hospitales de todo el país, ofrecerán a las madres la opción del aborto.

 

Al comentar sobre el día en que entró en vigencia la nueva ley del aborto, la doctora Ruth Cullen, de la Campaña Pro Life, dijo a The Catholic Universe: “Hoy será recordado en los próximos años como el día en que Irlanda abandonó los derechos humanos auténticos. Se trata de una matanza de vidas humanas inocentes”.

 

En su opinión, los partidarios del aborto mintieron a los votantes durante la campaña del referéndum, “algo que será muy, evidente una vez que se active la nueva ley”.

 

Ayudar a la mujer embarazada

 

Por su parte, el ministro de salud, Simon Harris, ha dado la bienvenida a la entrada en vigor de la nueva ley del aborto, describiéndola como “trascendental” y “un día muy importante para la atención médica de las mujeres”.

 

Sin embargo, la doctora Cullen explicó que la definición de interrupción del embarazo en la nueva legislación no contempla la atención médica o la intervención necesaria para tratar a una mujer embarazada.

 

“Simplemente define el aborto como un procedimiento ‘destinado a terminar con la vida’ de un bebé no nacido. La intención no puede ser más clara “, subrayó.

 

Abortos tardíos

 

Para la doctora Cullen, es una ley basada en una mentira que no hará de Irlanda un lugar “más amable ni compasivo”, como sugieren algunos defensores del aborto.

 

“El hecho de que el gobierno se negara a aceptar enmiendas como proporcionar alivio para el dolor a los bebés no nacidos durante los abortos tardíos a largo plazo proyecta una sombra aún más oscura sobre esta ley bárbara. Es una ley que no muestra misericordia para los bebés por nacer”, señaló la doctora Cullen.

 

El movimiento pro-vida está profundamente triste por lo que ha sucedido en Irlanda y por la pérdida de vidas que inevitablemente resultará de esta ley injusta.

 

“Lucharemos pacíficamente pero sin cesar para exponer las mentiras que se dijeron durante la campaña del referéndum y esperamos un futuro mejor, un día en el que los bebés por nacer en Irlanda serán nuevamente bienvenidos a la vida y protegidos por la ley”, concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *