esnlenfrdeitpl

Luego de 18 años de operación, una clínica de abortos de Planned Parenthood (PP) del estado Iowa (Estados Unidos), cerró sus puertas el pasado 29 de diciembre.

“Planned Parenthood of the Heartland”, ubicada en la ciudad de Bettendorf, indicó en un comunicado que el cierre se debió a la pérdida de fondos estatales como resultado de la aprobación de una ley del ex gobernador Terry Branstad, que prohíbe que las instalaciones de PP que realizan abortos reciban fondos estatales.

Según Life News, a principios de este año PP Heartland anunció que esta clínica de Bettendorf dejaría de dispensar anticonceptivos después del 30 de junio, pero continuaría sacando provecho de los abortos hasta la venta de su edificio. Ahora el centro de abortos cerrará.

“Gob. Kim Reynolds y los legisladores contrarios a la mujer nos obligaron a hacer algunos cambios extremadamente difíciles este año para continuar brindando atención a tantos pacientes como sea posible. Es tan devastador hoy como lo fue la primavera pasada anunciar que ya no podemos atender a nuestros pacientes en Bettendorf”, dijo Suzanna de Baca, presidenta de PP Heartland.

La filial de PP en Iowa recibió alrededor de 2.7 millones de dólares en impuestos por año provenientes de la subvención y el Estado. Ahora el dinero irá a centros que no practiquen abortos.

El estado de Iowa gastará una cantidad igual en servicios de planificación familiar al contar con una subvención federal por separado, sin embargo, los fondos irán a organizaciones que no realizan abortos.