esnlenfrdeitpl

Otra instalación de Planned Parenthood podría clausurarse de forma definitiva a finales de año debido a que los flujos de financiación a través de los impuestos se han terminado.

Según explica WQAD News, el establecimiento situado en la localidad de Bettendorf, Iowa, EEUU, también ha cancelado a lo largo de este año los tratamientos de cáncer, las pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual y la anticoncepción.

El motivo de la pérdida de subvenciones se debe a las políticas federales y estatales que han eliminado la financiación con dinero público de este emporio del negocio del aborto.

Bajo el gobierno de Barack Obama Planned Parenthood recibió, según su propia memoria, 500.000 millones de dólares anuales.

La pasada primavera, los legisladores de Iowa aprobaron la norma por la que se retiraba la financiación al gigante del aborto. Esta sede de Planned Parenthood recibía cerca de un millón de dólares cada año a cargo del presupuesto a través del programa Medicaid.

Con esta, ya son cinco las instalaciones de Planned Parenthood que se han cerrado en los últimos meses en Iowa.

Planned Parenthood, que ha batido en 2016 su récord de abortos con más de un millón en 2016, está viviendo un momento complejo desde que la Administración Trump se comprometiera a eliminar las subvenciones al gigante abortista.

Recientemente, la multinacional del aborto también recibió la noticia de que van a ser retirados cerca de un millón de dólares destinados a Planned Parenthood para desarrollar programas de supuesta educación sexual.

En múltiples ocasiones desde Planned Parenthood se ha argumentado que el dinero que reciben no se destina a la realización de abortos, algo poco creible. Lo que sí es netamente cierto es que bajo el gobierno de Barack Obama Planned Parenthood recibió, según su propia memoria, más 500.000 millones de dólares en financiación proveniente de impuestos.