esnlenfrdeitpl

El pasado fin de semana en un acto litúrgico presidido por monseñor Rigoberto Corredor, obispo de Pereira, recibió la ordenación episcopal monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya, quien fuera nombrado por el Papa Francisco como nuevo obispo de la diócesis de Buenaventura.

Durante su homilía monseñor Corredor Bermúdez, recordó al nuevo obispo que su primera tarea será la “de contemplar al Señor crucificado y pastorear a sus sacerdotes, orientarlos, tener la fortaleza de tomar decisiones, mirarlos como hermanos, ayudarles con gran paciencia, pero buscando siempre la verdad, el bien de ellos y el bien del pueblo.

Igualmente, el obispo resaltó la labor que muchos hombres y mujeres han hecho en la diócesis de Buenaventura, llevando el mensaje, el amor, el perdón y la reconciliación a este Puerto del Pacífico.

“Hay que dejar atrás muchas cosas y entrar a compenetrarse con la cultura del pacífico, entender el pensamiento de nuestros hermanos afrodescendientes, hay que mirar todo con los ojos de Dios, con la perspectiva divina y con el deseo de un pastor para hacer el bien en cualquier lugar donde se llegue. Dios ha llegado también a ese Puerto, Dios tiene almas allá que lo esperan para darle la mano y trabajar con usted y desde el crucificado, el amor y la generosidad encontrará la ayuda de la gracia”, afirmó el obispo.

Por su parte, monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya, al dirigirse a los presentes agradeció primero a Dios por su infinita misericordia, a los obispos, sacerdotes, laicos y a su familia quienes le han ayudado a orientar su vocación de servicio a Dios y a los demás.

El prelado agradeció a monseñor Héctor Epalza Quintero, obispo saliente de la diócesis de Buenaventura, su testimonio de profeta y pastor durante los trece años que estuvo al frente de esta Jurisdicción y al pueblo bonaerense les recordó que llega un servidor para anunciar el Evangelio.

“A todos los fieles de la diócesis de Buenaventura les digo que el Señor ha cambiado la ruta de mi vida. Desde hoy soy un servidor de ustedes. En las playas del Pacífico, debo embarcarme en la nave del Señor y con Él navegar mar adentro, para anunciar con gozo su Evangelio”.

Cabe recordar que el pasado 30 de junio el Papa Francisco nombró a monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya, como nuevo obispo de la diócesis de Buenaventura, quien tomará posesión de su sede el próximo 12 de agosto.