esnlenfrdeitpl

El Nuncio Apostólico en Colombia, Mons. Ettore Balestrero, se refirió este martes 4 de julio a la causa de beatificación de Mons. Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, Obispo de Arauca, que fue secuestrado y asesinado por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) el 2 de octubre de 1989.

En declaraciones a la prensa recogidas por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), el Nuncio dijo que “hoy se reunieron algunos obispos y cardenales que son miembros de la Congregación que examina las causas, y examinaron el estado de la causa de Mons. Jesús Emilio Jaramillo, Obispo de Arauca. Han revisado aspectos de su vida “para verificar que fue de santidad y que fue martirizado”.

“Falta todavía la parte más importante que es la confirmación por parte del Papa. El Papa tiene que decidir, dar su opinión y evaluación” para poder proceder a la beatificación del fallecido Obispo.

“Estamos hacia el final” del proceso y es posible que se pueda llegar a la conclusión del mismo antes de la llegada del Santo Padre a Colombia. Ahora debemos esperar hasta que el Papa pueda examinar la causa.

Monseñor Jaramillo, continuó el Nuncio, “era un hombre muy sencillo, de oración, un gran predicador. Me enviaron unas homilías suyas, son hermosísimas. Vivió de manera totalmente entregada, sabiendo que se arriesgada, pero siempre entregado a sus feligreses”.

“Si se comprueba que fue martirio, sería suficiente para la beatificación”, dijo Mons. Balestrero.

Mons. Jesús Emilio Jaramillo nació el 14 de febrero de 1916 en Santo Domingo, departamento de Antioquia. Fue ordenado sacerdote de los Misioneros Javerianos de Yarumal el 1 de septiembre de 1940, cuando tenía 24 años de edad.

El Beato Papa Pablo VI lo designó Vicario Apostólico de Arauca el 11 de noviembre de 1970 y recibió la ordenación episcopal el 10 de enero de 1971.

El 19 de julio de 1984 fue designado Obispo de Arauca, cargo en el que sirvió hasta que fue asesinado por la guerrilla del ELN, a los 73 años de edad, el 2 de octubre de 1989.