esnlenfrdeitpl

Hoy 16 de mayo llega al país una reliquia de San Juan Pablo II. Se trata de sangre líquida del Santo polaco, que va custodiada por religiosas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.

El recorrido será el siguiente: hoy y mañana estarán en Bogotá -en el Santuario de la Divina Misericordia y en la Parroquia Divino Niño Jesús de Soacha-, y el 18 y 19 de mayo en Medellín, visitando seminarios y diversas comunidades.

El 5 de junio las reliquias estarán en Barranquilla y el martes 6 de junio en Santa Marta. El miércoles 7 irá a Valledupar, el jueves 8 y viernes 9 estará en Riohacha y el sábado 10 de junio regresa a Barranquilla.

Según explicó el P. Jesús Orjuela -coordinador de la peregrinación en Bogotá- la peregrinación es primero un agradecimiento al cielo porque Dios derramó su gracia en ese hombre que llama hoy la Iglesia San Juan Pablo II.

La peregrinación es un acto de agradecimiento a Dios por todos los enfermos que han sido beneficiados en su salud por la intercesión de San Juan Pablo II para celebrar la acción de la gracia de Dios en él, un hombre que se dejó trasformar por Dios, que llevó la cruz del enfermo con dignidad hasta el final, que al mismo tiempo débil por la enfermedad pero fortalecido por la gracia, gobernó la Iglesia hasta el final, y en quien el cielo mostró la fortaleza en medio de la debilidad.