esnlenfrdeitpl

El prelado calificó esta encomienda como una gran oportunidad y pidió a los fieles mucha oración para que Dios le guie en esta nueva misión.

Así lo expresó Monseñor Edgar Aristizábal Quintero, obispo electo de Yopal, al referirse al nuevo servicio pastoral que le ha sido encomendado y que espera cumplir “con fe, humildad, alegría y responsabilidad”.

“Voy serenamente a una tierra que no conozco, con grandes retos para continuar este pastoreo y animar en la fe a sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos y a toda la comunidad (…) Como Abraham quiero servir en nombre de Cristo, ayudar a evangelizar, anunciar la Palabra de Dios y brindar un servicio con caridad; sin duda, es una gran oportunidad”, enfatizó.

De otra parte, el prelado se mostró agradecido con la Arquidiócesis de Medellín, con su obispo Monseñor Ricardo Tobón Restrepo y con los fieles por “las enseñanzas y confianza" que recibió durante los casi 6 años que sirvió como obispo auxiliar.

“Ha sido una oportunidad bella para aprender y crecer en la fe (…) Gracias al arzobispo, al clero, comunidades religiosas y parroquiales; gracias por estar cerca de mí y les pido mucha oración para que Dios me ayude en esta nueva misión”.

La Diócesis de Yopal fue creada el 29 de octubre de 1999 por Su Santidad Juan Pablo II. Está conformada por los municipios de: Sácama, Pore, Nunchía, Yopal, Pajarito, Recetor, Aguazul, Chámeza, Monterrey, Sabanalarga, Villanueva y parte de los municipios de Hato Corozal, Paz de Ariporo, Tauramena y el corregimiento de Morcote (Nunchía), que pertenecía a la Diócesis de Duitama – Sogamoso.

Esta Iglesia Particular hace parte de la Provincia Eclesiástica de Tunja y está dividida eclesiásticamente en cuatro Vicarías Foráneas o Arciprestazgos.