Ante la grave situación económica que afronta el hermano país de Venezuela, el obispo de Cúcuta, monseñor Víctor Ochoa Cadavid pidió a las autoridades civiles mantener la atención y ayuda humanitaria hacia esta población que está supliendo sus necesidades básicas en Colombia.

“Estamos en el año de la misericordia y Dios llama a sus hijos a ayudar al otro, a brindarle su mano y nuestra región no puede desfallecer en colaborar a los hermanos venezolanos”, dijo el obispo encargado de esta zona del país.

En declaraciones a Caracol Radio, el prelado dijo que en la actualidad y con apoyo de la pastoral social de todas las iglesias, se han adelantado una serie de acciones para contribuir en esa problemática social que afecta a la ciudad y al área metropolitana.

Monseñor Ochoa Cadavid afirmó que “vemos como diariamente aumenta el flujo de personas en unas condiciones lamentables y esto nos preocupa a todos. Se requiere una solución democrática en el vecino país, pero por ahora lo que podemos hacer es brindarle toda la ayuda humanitaria a estas personas que lo necesitan”.

Los obispos de Cúcuta y San Cristóbal en varias oportunidades han abogado por unir esfuerzos para superar la crisis que afecta a los venezolanos.