La Voz del Pastor

La Asamblea de los Obispos de Colombia, que se realizó la semana pasada, tuvo como objetivo central el estudio de la nueva “Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis” que, con la aprobación del Papa Francisco, fue publicada el 8 de diciembre de 2016. Esta versión actualiza el documento aparecido por primera vez en 1970; se propone concretamente, mirando en su conjunto la formación de los sacerdotes, asumir el magisterio pontificio sobre el particular y dar orientaciones precisas que respondan a los grandes desafíos que tenemos actualmente.

Leer más...

Al comienzo de este mes, por Ley 1801 de 2016, ha entrado en vigor el nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia. Es un instrumento que ayuda a las autoridades y a los ciudadanos a resolver los conflictos que se pueden presentar en la interrelación social y que llevan luego, con frecuencia, a problemas de carácter judicial o penal. El conocimiento y la debida aplicación de esta herramienta pueden aportar mucho a mantener condiciones de seguridad y de tranquilidad para todos los habitantes de un territorio.

Leer más...

Estamos iniciando un nuevo año escolar. Es oportuno pensar que la educación no es cuestión insignificante, que no es responsabilidad de otros, que no es una actividad ya establecida que se reproduce mecánicamente. Por medio de la educación aportamos a la construcción de las personas y realizamos el modelo de nuestra sociedad a corto y largo plazo. De acuerdo con el tipo de educación que implementamos o que excluimos así será la sociedad que tendremos en el presente y en el futuro. Por eso, ciertas ideologías se proponen entrar abierta o sigilosamente en la educación, para moldear la sociedad desde la perspectiva que les interesa.

Leer más...

Estamos iniciando las tareas de nuestra Arquidiócesis en este nuevo año. Para que no sea un retorno rutinario a proyectos y actividades, hagámonos conscientes de la profundidad y belleza de la misión de la Iglesia, en la que se sitúan nuestros propósitos y nuestras labores. El fundamento último de la tarea evangelizadora está en el designio de Dios de salvar a la humanidad; para ello, ha enviado a su propio Hijo y ha derramado sobre nosotros la luz y la fuerza de su Santo Espíritu. Dios se revela, entonces, como amor que se compromete con nosotros y se entrega hasta las últimas consecuencias.

Leer más...

Por: Mons. Ricardo Tobón Restrepo - Cercanos a concluir este año, tenemos la ocasión de vivir la recomendación del apóstol Pablo: “Den gracias a Dios por todo” (1 Tes 5,18). Dar gracias es una forma de leer la historia en clave de verdad y de bondad, es asumir la vida que tiene raíces en el pasado y que extiende sus ramas hacia el futuro, es percibir el paso sigiloso o clamoroso de Aquel que siendo eterno nos acompaña con paternal solicitud en el tiempo. Dar gracias es algo fundamental en el arte de vivir.

Leer más...

Si damos una mirada al mundo, constatamos que la Navidad ya no pertenece sólo a la comunidad cristiana, sino a toda la humanidad; es una fiesta que se ha difundido en todos los continentes. Ha asumido una dimensión universal, pero no siempre tiene el significado original. En algunos ambientes se celebra con un carácter simplemente cultural, afectivo o familiar. En otros, se ha llegado incluso a que un momento que en principio es místico, se vuelva solamente consumís-tico, desnudándolo de su más profundo valor.

Leer más...

Cercanos a concluir este año, tenemos la ocasión de vivir la recomendación del apóstol Pablo: “Den gracias a Dios por todo” (1 Tes 5,18). Dar gracias es una forma de leer la historia en clave de verdad y de bondad, es asumir la vida que tiene raíces en el pasado y que extiende sus ramas hacia el futuro, es percibir el paso sigiloso o clamoroso de Aquel que siendo eterno nos acompaña con paternal solicitud en el tiempo. Dar gracias es algo fundamental en el arte de vivir.

Leer más...

El pasado 20 de noviembre el Papa Francisco ha firmado la Carta Apostólica “Misericordia et Misera”, cuyo estudio y aplicación quiero recomendar vivamente. Los comentarios que de ella han hecho los medios de comunicación han subrayado particularmente la autorización a todos los sacerdotes para absolver el pecado del aborto y la jornada de los pobres. Pero la Carta, con la que concluye el Jubileo de la Misericordia, trata otros temas muy importantes y, sobre todo, subraya, una vez más, el profundo contenido que entraña la misericordia. Ella no es un paréntesis en la vida de la Iglesia, sino la manifestación patente y tangible de la verdad definitiva del Evangelio. “Todo se revela, en la misericordia; todo se resuelve en el amor misericordioso del Padre” (N.1).

Leer más...

Tenemos que reconocer que en nuestra sociedad están creciendo la ignorancia y la indiferencia en materia religiosa. Tal vez, lo más preocupante es que esto afecta a los mismos que se dicen creyentes. Es como un “ateísmo interior”, que silenciosamente está socavando la fe y la coherencia de muchos cristianos. No pocas personas se están acostumbrando a vivir tranquilamente sin Dios. Han ido cortando la comunicación con él; no buscan el sentido de la existencia en él; no sienten que él motive y oriente su comportamiento. Esto conduce, frecuentemente, a una visión materialista de la vida y a rendirle culto a ciertos ídolos.

Leer más...

El Año de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco, se ha clausurado el 13 de noviembre en todas las diócesis del mundo y una semana después, en la solemnidad de Cristo Rey, se clausura también en Roma. Ha sido un año de gracia en el que toda la Iglesia ha vivido la experiencia de la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, y ha recibido la misión de anunciarla a todo el mundo. Nos ha permitido sentir de nuevo el abrazo de Dios. Ha sido una llamada, un despertar, un relanzamiento de la vida a partir de la certeza de que Dios nos ha amado primero, nos ha perdonado, nos acompaña y remedia las carencias de ser o de bien que se dan en nuestra miseria humana.

Leer más...

A partir del plebiscito para refrendar los acuerdos del Gobierno Nacional con las FARC-EP, estamos viviendo en Colombia un momento importante y decisivo. Todos nos hemos venido haciendo conscientes de la necesidad de la paz, que es mucho más que ausencia de guerra y mucho más que un pasajero programa político. Hemos entrado en un proceso de diálogo entre diversas fuerzas políticas y sociales; hemos llegado a un punto de partida para trabajar juntos en un propósito de reconciliacion.

Leer más...