esnlenfrdeitpl

El Papa Francisco, en audiencia general, ha explicado por qué hay que ir a Misa los domingos, reconociendo que muchos se preguntan el motivo.

El Papa dijo que “desde el inicio los discípulos han celebrado este día porque en él resucitó el Señor y recibimos el don de Espíritu Santo” y que “la Eucaristía dominical da sentido a toda la semana y nos recuerda también, con el descanso de nuestras ocupaciones, que no somos esclavos sino hijos de un Padre que nos invita constantemente a poner la esperanza en Él”.

El Santo Padre reconoció que “para muchos la Misa del domingo ha perdido sentido, piensan que basta ser buenos y amarse, pero eso no es posible sin la ayuda del Señor”, y afirmó que, además, “la Misa es también prefiguración del banquete eterno al que somos llamados”.