esnlenfrdeitpl

Alliance Defending Freedom, una de las organizaciones mundiales más importantes de defensa jurídica de los derechos fundamentales a la vida, la libertad religiosa y de conciencia, así como de la familia, ha elaborado un decálogo de los “logros” de Planned Parenthood a lo largo de su historia.

1.- Ha eliminado al menos a 7 millones de seres humanos

Sobre la base de sus propios informes anuales de la multinacional del aborto y cifras ofrecidas por diferentes organizaciones provida, se calcula que Planned Parenthood ha terminado con la vida de 7,4 millones de seres humanos... ¡Sólo desde 1973!

En aquél año fue cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos legalizó el aborto con el fallo que resolvió el pleito Roe vs. Wade. Jane Roe era el pseudónimo de Norma McCorvey, la mujer que fue utilizada para tal fin. Murió en febrero de 2017 después de dedicar buena parte de su vida a combatir el aborto y sus consecuencias.

El número de abortos que Planned Parenthood realizó durante los primeros 57 años de existencia se desconoce, pero cualquier estimación que se haga, aún la más baja, será escalofriante a buen seguro.

2.- Ha vendido órganos y partes de bebés abortados incluso por encargo

Las investigaciones elaboradas con cámara oculta a cargo de David Daleiden han destapado el inmenso negocio que durante décadas se lleva desarrollando en la trastienda de los establecimientos abortistas.

Los vídeos publicados por el Centro para el Progreso Médico han dejado ver a las claras cómo en el escalofriante negocio de la venta de partes de bebés se utilizan con normalidad términos como “¿Quiere el cerebro fresco? ¿O congelado?”.

Semejante mercado negro de órganos y tejidos de seres humanos en desarrollo prenatal está siendo objeto de una investigación a cargo del FBI.

3.- Ignoran constantemente el abuso sexual cuando lo detectan

A pesar de que Planned Parenthood se presenta en sociedad como un proveedor de servicios para la mujer, que vela por su integridad física y emocional, lo cierto es que investigaciones recientes aseguran que han encubierto a las mafias de prostitución y trata de blancas.

En concreto el Instituto Beazley descubrió cómo Planned Parenthood no avisa a la Policía cuando sabe que una mujer acude obligada con su proxeneta para abortar y seguir produciendo “beneficios” en los prostíbulos.

4.- Pervive el componente racista de su fundadora

La mayoría de los centros de abortos de Planned Parenthood en los Estados Unidos están situados cerca de un vecindario de mayoría negra. Y no es casualidad, dado que su fundadora, Margaret Sanger, era una ferviente partidaria de la “limpieza étnica”.

Así se expresaba en 1929 en Birth Control Review [Revista Control de Natalidad]: Antes de que los eugenistas y otros que trabajan por el mejoramiento racial puedan tener éxito, primero deben despejar el camino al control de la natalidad. Al igual que los defensores del control de la natalidad, los eugenistas, por ejemplo, están tratando de ayudar a la eliminación de los no aptos. Ambos buscan un solo fin, pero ponen énfasis en diferentes métodos.

Los eugenistas hacen hincapié en el apareamiento de parejas sanas con el propósito consciente de producir hijos sanos, la esterilización de los no aptos para impedir que pueblen el mundo con su especie y quizás estén de acuerdo con nosotros en que la anticoncepción es una medida necesaria entre las masas del trabajadores, donde los salarios no se corresponden con el crecimiento de la familia y sus necesidades en materia de alimentación, vestimenta, vivienda, atención médica, educación y similares.

5.- Lucha contra las leyes que protegen a mujeres y niños

Así, Planned Parenthood se ha opuesto a que, en el caso de abortos fallidos, se proteja la vida de esos niños que podrían salir adelante. También se ha opuesto ferozmente a que sus instalaciones, dado que se realizan operaciones quirúrgicas, cumplan con los mismos estándares sanitarios y de seguridad que clínicas donde sí se cura a los pacientes.

Asimismo, desde Planned Parenthood han combatido medidas que, aunque sólo aportan restricciones parciales al aborto, parecen razonables incluso para los partidarios de la muerte provocada antes del parto.

En este sentido, ha sido especialmente notoria su opinión contraria a leyes que prevén la prohibición del aborto a partir de la semana 20 de vida intrauterina debido a que el bebé ya tiene desarrollado en un cierto grado su sistema nervioso y puede sentir dolor.

Como se trata de una fase en desarrollo, se da la circunstancia de que el dolor causado por la acción de las cuchillas y aspiradores utilizados para acabar con la vida de los bebés es especialmente notorio dado que aún no está completo su mecanismo de regulación.

6.- Provoca el derroche de fondos públicos a través de múltiples pleitos

Tal y como describen en Alliance Defending Freedom, especialistas en dar la batalla legal, Planned Parenthood acostumbre a pleitear de forma desaforada, reclamando enormes indemnizaciones, lo que repercute en un mal uso del dinero de los contribuyentes.

7.- Promueve actos sexuales de riesgo en los colegios

A pesar de que aseguran que desarrollan programas escolares para que los menores se tomen en serio el sexo, lo cierto es que acaban promoviendo una actitud muy inconsciente sobre las consecuencias de una vida sexual desordenada.

Para estos propósitos, utilizan estratagemas como regalar preservativos con forma de piruletas a los adolescentes.

8.- Acosar una organización que previene el cáncer

La Susan G. Komen Foundation optó en 2012 por dejar de colaborar económicamente con Planned Parenthood. El motivo, que decidieron ofrecer sus recursos a establecimientos en los que los que pudieran subvencionar mamografías.

Los abortorios de Planned Parenthood, aunque se presentan como centros de atención a la salud de la mujer, pero no están dispuestos a realizar mamografías para detectar a tiempo el cáncer de mama.

Así que utilizó todos sus recursos en cargar contra esta decisión, acusando a la Susan G. Komen Foundation de atacar los derechos de las mujeres.

9.- Apoyar el aborto subvencionado mediante la eliminación de la enmienda Hyde

En el año 2011 se aprobó en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos la llamada Ley de No Financiación del Aborto con Fondos de los Contribuyentes, que convertía en permanente y universal la Enmienda Hyde. Dicha enmienda hasta entonces de renovación anual, sólo permitía la subvención pública del aborto con fondos públicos en casos de violación.

A pesar del enorme apoyo de los contribuyentes a esta medida, Planned Parenthood presionó a los líderes del PArtido Demócrata para que revirtieran la situación, alegando que si los impuestos no cubrían el aborto, entonces las mujeres pobres no podrían acceder a ellos.

10.- Bloqueó fondos para combatir el Zika si no había aborto

A través de sus contactos en Washington, a lo largo de varios meses Planned Parenthood logró bloquear la aportación de una serie de fondos para combatir el virus zika.

Se trataba de ayudar a la investigación para prevenir, tratar o curar sus efectos. Sin embargo, Planned Parenthood presionó todo lo que pudo para que parte de esos fondos fueran destinados a dos centros abortistas en Puerto Rico.

La pregunta es para qué, puesto que el aborto no cura ni alivia los síntomas que ocasiona el virus zika.