esnlenfrdeitpl

Las autoridades han arrestado a dos misioneros surcoreanos en la ciudad de Wenzhou a fines de mayo. La policía allanó su iglesia, que permaneció cerrada por una semana. La comunidad no estaba inscripta en el Movimiento de las Tres autonomías.

Sólo en el último mes 30 pastores coreanos fueron arrestados y llevados al tribunal en la región de Ningxia y en las provincias de Shanxi, Hebei y Henan. Desde abril el Departamento de los Asuntos religiosos intensificó los controles sobre las infiltraciones religiosas extranjeras. La persecución está dirigida particularmente contra los misioneros de Corea del Sur.

En los sitios del gobierno chino fueron publicados documentos referidos a cómo reprimir las actividades de los misioneros coreanos en China y los informes sobre los progresos. Según el sitio Christian Today los misioneros coreanos en China eran unos 4 mil. Entre 2013 y 2017 unos 1000 fueron arrestados o repatriados.

Para octubre se teme que las expulsiones podrían aumentar, una vez que el nuevo reglamento entrará a pleno régimen y las investigaciones serán terminadas. Los misioneros surcoreanos están presentes legalmente en el territorio chino con visas estudiantiles o turísticas. Recientemente gran parte de estas visas no fueron renovadas o aceptadas.

El administrador de la Ong “Voice of the Martyrs Korea” James Foley declaró: “Las iglesias coreanas tienen una larga historia de trabajo misionero en China. Pero lo que hemos visto en los últimos 18 meses fue una constante restricción por parte de los funcionarios chinos sobre las actividades misioneras de Corea del Sur en China. Es una historia que no fue contada en China o en Corea”.