esnlenfrdeitpl

¡Es un escándalo que un millón de personas se reúnan para rezar el rosario en las fronteras de una nación que ha pagado muchas veces con su sangre su fidelidad a una religión y una cultura! Sucederá el sábado en Polonia, donde una asociación de laicos, cada vez más protagonistas, ha convocado un «Rosario de reparación» con ocasión de la fiesta de la Virgen del Rosario.

La iniciativa parte de la fundación de fieles laicos Solo Dios basta pero tiene, por suerte, el pleno apoyo de la Conferencia Episcopal de Polonia que, en un comunicado, ha pedido que se participe en este acontecimiento. La iniciativa, «Rozaniec do granic», que significa «Rosario en la frontera», está promovida por el sitio web www.rozaniecdogranic.pl.

Más de trescientas iglesias de Polonia están implicadas en las fronteras, pero también en los aeropuertos y estaciones. La cita es a las 10 de la mañana. El rosario empezará a las 14 horas, después de la Misa y la Adoración. En el comunicado de los organizadores, que la Kep, la Conferencia Episcopal de Polonia, ha hecho propio, se lee:

«Creemos que si un millón de polacos reza el Rosario a lo largo de las fronteras del país se podría cambiar, no sólo el curso de los acontecimientos, sino también abrir el corazón de los ciudadanos a la gracia de Dios. Hace cien años, María confió a tres niños portugueses un mensaje de salvación: arrepentíos y ofreced reparación por los pecados contra mi corazón y rezad el Rosario».

Por consiguiente, dos puntos de referencia concretos: Fátima (el 13 de octubre se cumplen cien años de la última aparición) y el 7 octubre, día de la Virgen del Rosario, festividad establecida para dar las gracias después de la victoria de Lepanto, la batalla que detuvo el avance por mar hacia Occidente del Imperio Otomano (como sucedió en Viena, por tierra, más tarde). Dos acontecimientos que salvaron la cultura y la fe religiosa de muchos países. Entre ellos, el nuestro.

Sería hermoso -así lo cree quien escribe-, que también en Italia hubiera grupos, organizaciones eclesiales o personas que se unieran a esta iniciativa el próximo sábado. Como nos recuerda un artículo de La Bussola Quotidiana: «El periódico Gazeta Wyborcza, la publicación polaca de izquierdas propiedad de Soros, ha cubierto de fango este acontecimiento, inventándose entre otras cosas que el Rosario fue pensado en función anti-rusa.

Pero Maciej Bodasiński, uno de los líderes de la iniciativa y fundador de la asociación Solo Dios Basta, ha explicado a Lifesitenews que ’deseamos rezar por la conversión de Polonia, de Europa y de todo el mundo a Cristo, para que así más almas se salven de la condena eterna y encuentren su camino hacia Dios’.

Recordando también la ’tensión creciente, la amenaza de una guerra y el terrorismo’, ha explicado que el Rosario se rezará también en reparación por el pasado comunista de Polonia, y por las blasfemias y las heridas al Corazón Inmaculado de María».

Polonia ha conocido la separación y la ocupación nazi y comunista, por lo que ciertamente tiene buenos motivos para pedir ayuda a la Virgen. Pero, ¿acaso Italia no los tiene, víctima de un ataque constante y continuo a los valores fundamentales de la antropología, a su cultura y su fe, con una Iglesia que mira hacia otro lado? Que los partidos políticos, por intereses lobistas y económicos traicionen a la que hace un tiempo se osaba llamar Patria es lo normal: ¿desde cuándo no sucede esto en nuestro país? En cambio, que la Iglesia se adecue a esto es triste y distinto.

El índice de llegada de migrantes no disminuye (la TV francesa mostraba, hace unos días, imágenes de desembarco de 5.000 en dos días) y, obviamente, los medios de comunicación del régimen no mencionan este hecho para no molestar a los manipuladores y a quien se lucra con este fenómeno.

Que tiene, y tendrá, consecuencias imprevisibles. Hemos recibido de un lector austriaco una carta que reproducimos a continuación:

Viva Cristo Rey y Viva María.

Egregio Sr. Tosatti, leo con gran placer sus artículos, en la medida que mi escaso conocimiento del italiano me lo permite.

Respecto a su último artículo sobre la islamización, me permito enviarle algunos datos empíricos (no proyecciones) acerca de la situación en Austria, donde los organismos oficiales tienden a esconder lo más posible los datos del aumento de los musulmanes.

Para la ciudad de Viena no existen cifras oficiales porque el gobierno socialista-verde se niega a censar a los musulmanes. Censan a todos, pero no a los musulmanes. Por esto, el dato más concreto es el ofrecido por el Yearbook of International Religious Demography 2014 (http://www.iiasa.ac.at/web/home/about/news/20140820-Pop-religion.html)

1971: 0,4 % musulmanes

2011: 11,6 % musulmanes

2017: ? (no se sabe, pero se sabe que el 28% de los escolares de las escuelas elementales son musulmanes).

Quien escribe no tiene nada personal contra los musulmanes. Pero un crecimiento del fenómeno de estas proporciones, ¿cómo lo llamarían ustedes, si no invasión?