esnlenfrdeitpl

La tilma de Nuestra Señora de Guadalupe, que fue creada especialmente para la celebración arquidiocesana en honor a la Patrona de América en 2016, está recorriendo las parroquias con un mensaje de esperanza.

"La Tilma es la Virgen peregrina que visita muchas de nuestras parroquias para que en torno a ella podamos todos tener la oportunidad de orar a María, que es nuestra intercesora ante su Hijo Jesucristo de todas las necesidades que hoy nuestros queridos inmigrantes y refugiados deben enfrentar", dijo recientemente al respecto el obispo auxiliar de Washington, monseñor Mario Dorsonville.

La Arquidiócesis de Washington recibió esta hermosa tilma el año pasado, de parte de las Adoratrices Perpetuas del Divino Sacramento de Morelia, México. En el lienzo fue bordada por las religiosas la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe. El bordado y la Imagen de Nuestra Señora es muy linda, por eso la arquidiócesis ha querido que sea contemplada durante todo el año.

Los grupos parroquiales que reciben a la Virgen realizan, a la vez, una jornada de oración dedicada a orar por los inmigrantes y refugiados.

En algunas de las iglesias, la bienvenida o fiesta a María estará acompañada del testimonio de uno o dos inmigrantes o en grupo, compartirán su experiencia de lo que significa ser inmigrante en esta nación. "Muchas veces esto acrecienta un nivel de conciencia y responsabilidad por el apoyo que –en conciencia– estamos obligados a dar a los más pobres y frágiles de nuestra sociedad", dijo el obispo.

Estas jornadas de oración serán también un momento de catequesis a la comunidad para que recuerde la historia de la aparición de Nuestra Señora a San Juan Diego y el compromiso que la Iglesia tiene de abrir siempre sus puertas al forastero.

La Arquidiócesis de Washington celebra, desde hace muchos años, la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, este año será el sábado 9 de diciembre en la Basílica Nacional de la Inmaculada Concepción. Como es habitual, la celebración “Caminando con María” comenzará al mediodía con la procesión desde el santuario del Sagrado Corazón.