esnlenfrdeitpl

Después de visitar varias ciudades de Europa y América, este miércoles 14 de junio el Autobús de la Libertad comenzará a circular por calles de la Ciudad de México, donde se dirigirá a varias dependencias de gobierno, llevando inscritos en los costados los siguientes tres mensajes: “¡Dejen a los niños en paz! #ConMisHijosNoSeMetan”; “Es perverso decir a los niños que desde los 10 años pueden tener sexo con adultos y abortar... ¡Sin conocimiento de sus padres!”, y “En educación, ¡biología, no Ideología de Género!”.

De acuerdo con Juan Dabdoub Giacoman, presidente de ConFamilia, luego de su paso por la capital de la República, el Autobús de la Libertad se dirigirá a Cancún, donde se estará celebrando la XLVII Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, y desde ese punto se mandará un mensaje a toda América Latina en favor de la familia y del derecho genuino de los padres de educar a sus hijos de acuerdo con sus principios y convicciones, derecho que en nuestro país se ha estado violando de manera sistemática. “De regreso a la Ciudad de México, el autobús pasará por ciudades donde se ha solicitado que circule, como Mérida, Ciudad del Carmen, Villahermosa, Veracruz, Jalapa y Puebla”.

Señala que el objetivo es informar a la gente acerca del tipo de educación que se desea imponer a los niños de escuelas públicas, donde los contenidos académicos deben sujetarse a las disposiciones de gobierno; además de formar conciencia sobre lo nocivo de la llamada ideología de género. “El paso del Autobús de la Libertad por ciudades de otros países ha surtido efecto; primero, porque lo que se plantea desde los grupos Pro-Familia son cuestiones muy sensatas; y segundo, por la polémica que este medio móvil de información genera, misma que nos ha servido para entrar en el debate público, exponer nuestros argumentos y demostrar que nosotros tenemos la razón; no el gobierno ni la gente que promueve la ideología de género”.

Dabdoub Giacoman refiere que el Autobús de la Libertad estará circulando en nuestro país hasta el 27 de junio, y espera que no haya incidentes que lamentar. En este sentido, aclara que en México la comunidad LGBTI ha sido en general muy respetuosa; “hemos dialogado con muchos de sus integrantes, y las conversaciones han fluido de forma serena; realmente son muy pocos los miembros radicales, que se salen de tono y provocan enfrentamientos. Debemos seguir dialogando para encontrar caminos de solución, propuestas con las que los grupos Pro-Familia nos podamos sentir protegidos sin afectar a la comunidad LGBTI, y viceversa”.

“Como lo hemos afirmado constantemente: nuestra orientación sexual no nos hace mejores ni peores personas; hay tantas personas buenas y malas entre los heterosexuales como entre los homosexuales. Lo que el Autobús de la libertad reclama es el derecho primario de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas. Lo anterior es un derecho fundamental reconocido en todos los tratados internacionales sobre derechos humanos firmados por México. Y nos negamos a que nuestros hijos reciban cualquier tipo de educación que no esté sustentad en la ciencia y la razón. Por eso rechazamos la ideología de Género”, finaliza.