esnlenfrdeitpl

La hermana Carol ha recibido un premio al valor. Es el galardón que concede el gobierno norteamericano a aquellas mujeres que se distinguen por su coraje en situaciones extremas. Esta religiosa siria sabe lo que son esas circunstancias debido a una guerra que va camino de cumplir 7 años.

Sor Carol Tahhan Fachakh una Religiosa de María Auxiliadora asegura que: "Ahora la cultura de los niños es la cultura de la guerra. Pueden distinguir el sonido de los misiles del de los cañones”. FLASH "Una vez, mientras daba los buenos días a los niños y escuché un "boom”. Y le dije a una maestra que estaba a mi lado: "¿Qué ha sido eso?”. Enseguida un niño que estaba delante de mí, de 4 años, me dijo: "Hermana, esto ha sido un cañón””.

La hermana Carol es religiosa salesiana en Damasco. En la escuela que dirige hay niños cristianos y musulmanes que, por desgracia, distinguen las bombas pero, por suerte, no saben de diferencias y sí de convivencia.

"Si decido escoger solo a cristianos entonces yo me convierto en algo peor que los extremistas. También me convierto en una fanática. Por eso vivimos con apertura”.

Habla de una Siria en la que, si bien hay guerra y sufrimiento, la convivencia entre religiones es aún como era antes del conflicto.

"A veces cuando cae un misil o hay una explosión, muchas personas musulmanas llaman a nuestra puerta y nos preguntan si estamos bien o necesitamos algo”, cuenta la religiosa.

El reciente acuerdo sobre zonas seguras en Siria parece que da aire fresco a la enquistada situación. Dice que el Papa Francisco está ayudando mucho.

"El Papa está haciendo mucho con sus llamamientos, con sus palabras que hacen despertar conciencias. El Papa Francisco es el profeta de nuestros días que no se queda callado”.

Por encima de la política y las bombas, la religiosa asegura que la paz llegará a Siria porque todo acaba, incluso las guerras. Lo que no parece tener fin es el valor de quien como ella decide quedarse cuando podría no haberlo hecho.