Las autoridades de Pakistán han confirmado este domingo la detención de 22 personas por su presunta relación con el linchamiento el jueves a un estudiante acusado de difundir contenido ‘blasfemo’ en redes sociales.

La Policía ha indicado que durante la jornada del pasado domingo han sido detenidos siete sospechosos, agregando que todos ellos han sido enviados ante un Tribunal Antiterrorista, según ha informado el diario local ‘Dawn’.

El incidente tuvo lugar en un campus universitario de la ciudad de Mardan, en el norte de Pakistán. El subinspector de la Policía de Mardan, Alam Shinwari, ha explicado que la víctima, identificada como Mashaal, supuestamente tenía páginas en Facebook “en la que publicaba contenido blasfemo”.

Un testigo citado por ‘Dawn’ ha explicado que Mashaal y otro compañero, Abdulá, fueron rodeados por un grupo de personas que les acusaban de “promover la fe ahmadi”, considerada hereje por el extremismo musulmán.

La Policía llegó al lugar del ataque y logró rescatar a Abdulá, pero Mashaal perdió la vida. Las autoridades han asegurado que el estudiante fallecido presentaba no sólo heridas fruto de los golpes, sino también un impacto de bala.

El suceso ha puesto de manifiesto la existencia de una especie de cuerpo de vigilancia moral en el campus. Las instalaciones han quedado cerradas hasta nuevo aviso.

La blasfemia sigue siendo un tema especialmente sensible en Pakistán, donde el insulto a Mahoma es considerado un delito susceptible de ser castigado con la pena de muerte.

El primer ministro, Nawaz Sharif, firmó en marzo una orden para retirar todo el contenido blafemo de Internet y amenazó con “duros castigos” contra los responsables de su difusión.