esnlenfrdeitpl

Ha sucedido en Shubra al Khaymah, en la parte norte de la zona urbana más grande de El Cairo, en la noche del 10 de junio. Alrededor de la medianoche, las llamas se extendieron por causas desconocidas (probablemente debido al cortocircuito de una instalación eléctrica adyacente) a los andamios de madera levantados para los trabajos de reconstrucción alrededor de la iglesia copta ortodoxa de Anba Makar.

Avisó del fuego el jeque El Jamea, imán de una mezquita cercana, que pidió a la gente que ayudase a extinguir el fuego. Entre los primeros en llegar a la parroquia para intentar contener el daño causado por las llamas, -ya controladas gracias a los equipos de protección civil-, había muchos jóvenes musulmanes que estaban celebrando el iftar, la comida de la noche con la cual los musulmanes dejan de ayunar durante el mes sagrado de Ramadán.

Anba Morcos, obispo Copto-ortodoxo de Shubra al Khaymah, agradeció públicamente su rápida reacción al imán de la mezquita, una acción presentada ahora por medios de comunicación egipcios como un ejemplo concreto de la actitud espontánea del pueblo egipcio para construir relaciones sociales en el marco de una convivencia pacífica y solidaria, que no se deja condicionar por las trampas de propaganda sectaria.