esnlenfrdeitpl

El jueves 15 de febrero la Basílica de San Juan de Letrán acogerá una vez más el tradicional encuentro de Papa con el clero romano. Sacerdotes y diáconos del Vicariato de la Diócesis de Roma se darán cita en el templo lateranense a partir de las 9:30 horas, para un evento fraterno y preparar el camino cuaresmal.

Mons. Angelo De Dontis, Vicario del Santo Padre para la Diócesis de Roma, ha dirigido una carta los presbíteros y diáconos, invitándoles a participar de este encuentro: "La Cuaresma está a las puertas y como cada año tendremos la alegría de encontrar al Papa Francisco (...) Como es la tradición en los últimos años, viviremos una liturgia penitencial comunitaria, con la posibilidad de confesarse, al término de la cual el Papa nos dirigirá su palabra".

En la misiva, el prelado recuerda al clero romano que la Cuaresma "es un tiempo favorable", por eso invita a toda la comunidad, particularmente a las parroquias, "a encontrar ocasiones para reflexionar sobre las ‘enfermedades espirituales' que mencioné en el discurso de la clausura del encuentro diocesano del pasado 18 de septiembre".

Dichas "enfermedades" fueron incluidas en un folleto que se distribuirá por toda la diócesis para animar la reflexión del tiempo cuaresmal. Tales "enfermedades" son: la economía de la exclusión, pereza egoísta, individualismo cómodo, guerra entre nosotros, pesimismo estéril y mundanidad espiritual.

"Tomando las conclusiones del Encuentro Diocesano 2017, en el cual el Vicario exhortó a la reflexión común sobre las ‘enfermedades espirituales', profundizaremos sobre este periodo para darnos tiempo a la oración, a la escucha de Dios y a la escucha recíproca. Ayudémonos a hacer un examen de conciencia comunitario, para corregir y ‘despegar', con renovado entusiasmo el ser capaces de anunciar el Evangelio de la Pascua a la humanidad de hoy", se convoca desde el folleto que se distribuirá en parroquias y comunidades eclesiales de Roma.

En el mensaje Mons. De Donatis también llama a sacerdotes y diáconos a retomar la lectura de la Exhortación Apostólica ‘Evangelii Gaudium', especialmente de los puntos 51 al 101, que hacen referencia a algunos desafíos del mundo actual, y sobre las tentaciones de los agentes pastorales. "Cada comunidad podrá encontrar diferentes modos para confrontarse", ya sea con una semana de ejercicios espirituales parroquiales, una o dos jornada de retiro, o con un encuentro semanal durante la cuaresma, describe el prelado.

El Vicario del Papa para la Diócesis de Roma, también convoca a las prefecturas a organizar una misa ferial en una parroquia y presidida por el Obispo para la segunda semana de Cuaresma. "Será una ocasión para vivir juntos un momento fuerte que pueda comenzar este tiempo de verificación, de intercambio, de purificación", indica.

Tal como explica Mons. De Donantis, el propósito de este tiempo de reflexión comunitario servirá para desarrollar una síntesis, que se verificará en la primera semana de abril, en vista del encuentro diocesano de este 2018.

El prelado concluye el mensaje señalando: "Deseo a toda nuestra Diócesis vivir este periodo como un don precioso de Dios para nuestra conversión".