esnlenfrdeitpl

El suizo Emil Paul Tscherrig, de 70 años, es el nuevo nuncio apostólico en Italia y San Marino. La confirmación oficial llegó hoy con un boletín de la Sala de prensa de la Santa Sede. Se trata de un nombramiento histórico, pues es la primera vez, desde que Italia y la Santa Sede tienen relaciones diplomáticas, tras los Pactos lateranenses de 1929, que la nunciatura apostólica en Italia y la República de San Marino será guiada por un arzobispo no italiano.

Tscherrig sucede monseñor Adriano Bernardini, de 75 años, que renunció al cargo por motivos de edad. Monseñor Tscherring era el representante diplomático del Pontífice en Buenos Aires desde que comenzó 2012, por voluntad de Benedicto XVI, y sustituyó al arzobispo Adriano Bernardini, que fue trasladado a la Nunciatura italiana en Roma. El entonces cardenal Bergoglio, pues, pudo conocerlo en persona y trabajar con él durante un año antes de convertirse en Papa.

Tscherring nació en Suiza en 1947 y fue ordenado sacerdote el 11 de abril de 1974. Fue nombrado arzobispo titular de Voli el 4 de mayo de 1996 y ordenado el 27 de junio de 1996. También en 1996 fue nombrado nuncio apostólico en Burundi, después en las Antillas (2000), Corea y Mongolia (2004), Suecia, Dinamarca, Finlandia, Islandia y Noruega (2008). A principios de 2012 fue enviado a Argentina.

El arzobispo fue recibido en audiencia por el Papa Francisco el pasado 24 de agosto, y en esa ocasión recibió la nueva encomienda. Desde la sesión del 28 de agosto el Congreso de Estado de la República de San Marino expresó agradecimiento por su nombramiento. Monseñor Tscherrig habla perfectamente francés, alemán, italiano, inglés y español.