esnlenfrdeitpl

Cada año se celebra hacia el 25 de Marzo (Día del Niño por Nacer o Día Internacional de la Vida) la marcha Sí a la Vida (Sialavida25m.org), que este año, al coincidir con la Pascua, se aplazó hasta este domingo 15 de abril. Unas 20.000 personas, según la organización, respondieron a la llamada de las asociaciones pro-vida y pro-familia de la capital española, y marcharon desde la calle Serrano, esquina Diego de León, hasta la Puerta de Alcalá de Madrid.

Hombres y mujeres de todas las edades, numerosas familias con niños, muchos jóvenes, incluyendo cientos de voluntarios... la multitud buscaba transmitir un mensaje: la vida vale la pena, matar ancianos, enfermos o bebés en gestación nunca se justifica.

Alicia Latorre, presidenta de la Federación Española de Asociaciones Pro-vida (provida.es/feapv/) y coordinadora de la Plataforma Sí a la Vida, ha resaltado: “Tenemos la esperanza de que este mensaje llegue a las personas que sufren las consecuencias del aborto o que han participado de alguna forma en la cultura de la muerte. Ellas pueden también hacer mucho bien y encontrar una esperanza en su vida, que es valiosa y está llena de oportunidades”.

Cuidar a cada ser humano; a los débiles, más

Las organizaciones han pedido leyes y condiciones sociales que valoren y cuiden a todo ser humano, especialmente en las situaciones de mayor vulnerabilidad.

“Supone no sólo eliminar las leyes ya vigentes que son injustas, sino prevenir la promulgación de otras que se están preparando para acabar con las vidas que algunos no consideren dignas o para permitir una gestación subrogada”, ha dicho Alicia Latorre, indicando la oposición de las asociaciones pro-vida y muchos ciudadanos a la práctica de los vientres de alquiler (con o sin contrato) y a los intentos de legalizar la eutanasia.

“Buscamos el compromiso de la ciencia, de los políticos y de toda la sociedad de no permitir que se destruya, se minusvalore o comercialice con ningún ser humano, de cualquier edad y condición”, ha resaltado.

En esta Marcha por la Vida 2018, Marta Páramo ha sido la portavoz. “Queremos concienciar a todos, especialmente a los jóvenes de que la vida es algo que de verdad nos importa. Nosotros estamos comprometidos con la sociedad en la defensa de la vida, desde su inicio a su fin natural. Y creemos que todas las personas tienen derecho a la vida. Cada vida es absolutamente valiosa”.

Asimismo, el grupo de jóvenes madrileños ‘Hermanos Martínez’, han presentado el himno de la Marcha Sí a la Vida, ‘Qué viva la Vida‘, compuesta especialmente “para agradecer a la vida todo lo que nos da y para decirle a todos los jóvenes que no hay que tener miedo a comprometerse con causas justas como esta”, han dicho.

Dejar nacer y mejorar la adopción

Ha intervenido entre otros Mónica López Barahona, Directora de la Catedra de Bioética Jérôme Lejeune, quien ha dicho: “Dejemos nacer a las personas con discapacidad, ellas tiene mucho que dar a la sociedad”.

Y se ha preguntado: ¿cómo llamar progresista a una sociedad que sigue acumulando más de 100.000 abortos al año? "Los abortos de quince días cubrirían la lista de adopción de España de un año. ¿Por qué no reconciliar estas dos realidades?”

Otros representantes de las asociaciones convocantes han destacado las reivindicaciones de la Plataforma Sí a la Vida.

Ignacio García Juliá, Presidente del Foro Español de la Familia: “Necesitamos niños. España necesita niños. No podemos mirar para otro lado cuando a uno de cada seis niños no se le permite nacer”.

Amaya Azcona, Directora General de Fundación REDMADRE: “Celebramos que la vida, aún en circunstancias difíciles, es un bien. Trabajamos por mejorar las condiciones de los más débiles”.

Álvaro Ortega, Presidente de Fundación +Vida: “El creciente apoyo de los jóvenes a la defensa de la vida es imparable. Hoy lo hemos comprobado en la Marcha Sí a la Vida con miles de jóvenes, los “Millennials” estamos despertando.

La celebración de la Vida en España ha culminado con la lectura del Manifiesto, un minuto de silencio por los no nacidos y con la tradicional suelta de globos acompañada de la pieza ‘La Alegría de la Vida’.

Marta Páramo, Portavoz de la Marcha, ha cerrado este acto diciendo: “Con esta Marcha, me he dado cuenta de que hay algo que creía aprendido, pero que he visto que aún sigo aprendiendo cada día: que nunca será demasiado el empeño con el que se defienda una vida humana”.

Manifiesto Marcha Sí a la Vida 2018

-Proclamamos que, toda vida humana es valiosa, única e irrepetible y tiene una dignidad que no pierde con la edad, la enfermedad o las circunstancias adversas.

- Defendemos que toda persona tiene derecho a la vida y a unas condiciones acordes a su dignidad, especialmente en los momentos de mayor vulnerabilidad.

- Apoyamos la investigación y medicina avanzadas que no destruyen, manipulan, ni comercian con vidas humanas.

- Pedimos que, la sociedad entera y los legisladores de todo signo político, ayuden a las mujeres embarazadas en dificultades, a las personas que tienen necesidades y cualidades especiales, a las que se encuentran enfermas, son ancianas o sufren violencia de cualquier tipo.

- Agradecemos a todas las personas y asociaciones que en los diversos ámbitos protegen, cuidan y trabajan a favor de la vida humana en todas sus etapas, y hacen posible la mejora de la sociedad.

- Pedimos leyes avanzadas y justas, que aseguren el derecho a la vida de todas las personas y presten atención a las más vulnerables.

- Pedimos al Tribunal Constitucional, una vez más, que atienda urgentemente el recurso de inconstitucionalidad de la ley del aborto que fue presentado hace casi ocho años, y sigue sin resolverse, y que, en tanto se resuelve, decrete la suspensión cautelar de una ley que considera eliminar a cientos de miles de seres humanos inocentes y dejar abandonadas a sus madres.

- Queremos desenmascarar la cultura de la muerte y evitar que siga extendiendo su relativismo, su mentira y los negocios que se lucran con la destrucción y manipulación de seres humanos.

- Estamos convencidos de la fuerza arrolladora de la vida y del inmenso potencial que cada uno de nosotros tenemos para transformar la sociedad.

Por todo ello, estamos aquí un año más y nos comprometemos a seguir trabajando por divulgar la cultura de la vida, en cada rincón y en cualquier oportunidad. Porque nunca será demasiado el empeño con el que se defienda una vida humana. Por eso decimos, llenos de esperanza, un fuerte: ¡Sí a la Vida!