Facebook censura agencia de marketing Pro-Vida

LifeSiteNews / InfoCatólica

Alega la agencia: «Inmediatamente, revisamos todas las políticas y no pudimos encontrar ninguna que hubiéramos violado»

«Soy Marcie Little, trabajo como directora de marketing de contenidos de Choose Life Marketing, una agencia de marketing pro-vida. Brindamos servicios de marketing a los centros de embarazo provida en todo el país, ayudándoles a llegar a las mujeres con mentalidad de aborto en sus comunidades con servicios y ayuda que reafirman la vida.

El 15 de octubre, iniciamos sesión en nuestra cuenta de Facebook Business Manager como cualquier otro día para verificar los anuncios que publicamos para estos centros de embarazo. En la parte superior de la pantalla había un aviso de que nuestra cuenta había sido restringida porque aparentemente «violamos las políticas publicitarias de Facebook».

Inmediatamente, revisamos todas las políticas y no pudimos encontrar ninguna que hubiéramos violado. Confundidos, enviamos una solicitud para que se revisara nuestra cuenta. Sorprendentemente, recibimos un aviso de que podría llevarnos semanas recibir una respuesta.

Esto significa que durante semanas no podremos publicar anuncios en Facebook o Instagram para los centros de embarazo que atendemos. Como clientes de pago de Facebook, es espantoso que nuestra cuenta haya sido bloqueada sin razón y su única respuesta para nosotros es que podría llevar semanas recibir noticias de ellos.

Pero las verdaderas víctimas de las acciones de Facebook son las mujeres vulnerables al aborto. Cuando las mujeres descubren que están embarazadas inesperadamente, a menudo entran en pánico y sienten inmediatamente la presión de su pareja, amigos y / o familiares para abortar. También comienzan a buscar información sobre el aborto en línea.

Nuestra incapacidad para publicar anuncios en dos de las plataformas de redes sociales más grandes que utilizan estas mujeres significa que es posible que no conozcan las alternativas al aborto disponibles para ellas. No escucharán sobre el personal compasivo y afectuoso del centro de embarazo que puede escuchar sus miedos y preocupaciones sobre un embarazo no planificado. No aprenderán sobre los recursos gratuitos disponibles para ellos si eligen la vida.

La única opción de la que oirán hablar es el aborto, que tiene un impacto negativo duradero en sus vidas, física, mental, emocional y espiritualmente.

Facebook será responsable de que las mujeres se pierdan la atención que necesitan y merecen en uno de los momentos más oscuros y aterradores de sus vidas.

Pero eso no es todo. Los clientes de nuestros centros de embarazo también utilizan nuestros servicios de publicidad social para llegar a sus donantes, personas que ayudan a financiar su trabajo que les salva vidas. En 2020, al igual que otras organizaciones y empresas, los centros de embarazo han sentido el impacto económico de los cierres para COVID-19 y necesitan recaudar dinero ahora más que nunca. Para muchos de nuestros clientes, Facebook les ha quitado parte de su capacidad para hacerlo.

La censura de Facebook de empresas pro-vida como la nuestra y organizaciones sin fines de lucro como Susan B. Anthony List es preocupante. También está costando vidas. Esperamos que otros senadores y congresistas se unan al senador Josh Hawley para llamar a Big Tech por su discriminación y restricción irrazonable de nuestras cuentas publicitarias y publicaciones en las redes sociales. Y esperamos que lo hagan pronto, para que se puedan seguir salvando vidas y las mujeres puedan seguir aprendiendo sobre los recursos que afirman la vida que están a su disposición». Estas fueron sus palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *