En el Vaticano Jeffrey Sachs defiende anticoncepción y “justicia reproductiva”

Aciprensa / Traducción Walter Sánchez Silva / CNA

El evento “América Latina: Iglesia, Papa Francisco y escenarios de la pandemia”, promovido por la Pontificia Comisión para América Latina, el CELAM y la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, tuvo como uno de sus principales oradores este viernes al economista Jeffrey Sachs, quien participó también ayer en el evento “La Economía de Francisco”, pese a que defiende iniciativas de la ONU para el control poblacional que incluyen la anticoncepción y el acceso universal al aborto.

En su participación en el evento de hoy, en el que se destacó que el diario estadounidense The New York Times lo consideró “el economista más importante del mundo”, Sachs explicó que actualmente hay tres grandes fallas en el sistema político, social y económico global.

“La primera es que pese a que somos un mundo de riqueza, tenemos una pobreza persistente y una desigualdad masiva. No tenemos inclusión social”, afirmó Sachs que es director del Centro de Desarrollo Sostenido de la Universidad de Columbia (Nueva York) en su ponencia titulada “Escenario futuro, economía y desarrollo”.

La segunda falla se relaciona al “sistema económico que está destruyendo la naturaleza de muchas formas a través del cambio climático, hábitats y la biodiversidad, a través de la contaminación masiva y la irrupción en reservas animales, lo que está creando el surgimiento de enfermedades como el COVID-19”.

“La tercera área es la paz. Estamos en un mundo que está en conflicto. El Papa Francisco ha dicho que estamos ya en un mundo en guerra porque hay mucho conflicto y tensiones en el mundo”, aseguró.

Ante esto, explicó, “queremos un mundo que sea de prosperidad, justicia social, sostenibilidad ambiental y paz. Esa es nuestra esperanza compartida para el futuro”.

Sachs también destacó el aporte del Santo Padre con sus encíclicas Laudato si y la más reciente, Fratelli tutti, escritas por “nuestro más grande líder moral para darnos las direcciones” para lograr un mundo mejor.

El economista también se refirió al presidente Donald Trump y dijo que “Estados Unidos está haciendo su trabajo de deshacerse de un psicópata como líder. Es tan psicópata que está tratando en cada momento de revertir los resultados de las elecciones”. “Está intentando un golpe frente a nuestros ojos, pero no tendrá éxito”, agregó.

Sachs también criticó el papel de otros “líderes populistas” como Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, que se pusieron “de espaldas totalmente a su responsabilidad” y dejaron a la “gente vulnerable ante la enfermedad”.

En su intervención ayer en “La Economía de Francisco”, Sachs afirmó que “la red de desarrollo sostenible de la ONU que dirijo prepara diversos índices para las metas del desarrollo sostenible, para la felicidad”.

“Tenemos muchos índices e indicadores sobre el bienestar de los niños que pueden contribuir; los indicadores pueden darnos información real sobre lo que pueden hacer los gobiernos y los que diseñan las políticas”, dijo el economista en el panel titulado “Perfeccionando la alegría: Tres propuestas para que la vida florezca”.

¿Quién es Jeffrey Sachs y por qué participa en eventos del Vaticano?

Sachs, economista estadounidense, profesor de la Ivy League y consejero de la ONU, ha sido un participante frecuente en los eventos del Vaticano sobre ciencias sociales en los últimos años. Ha participado en al menos seis conferencias organizadas por la Santa Sede entre 2019 y 2020, en las que ha hablado sobre temas como la educación, la economía, la salud y la ética.

También participó en el Sínodo de la Amazonía realizado en el Vaticano en octubre de 2019 donde habló sobre el “grave peligro de la devastación ambiental de la Amazonia, incluyendo la deforestación y los incendios forestales masivos”, según dijo a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, a comienzos de este año.

Sachs ha sido durante años un defensor de la reducción de la tasa de fertilidad de países en desarrollo a través de la anticoncepción, algo opuesto a la enseñanza de la Iglesia, especialmente en relación al debate global sobre el desarrollo y la responsabilidad ambiental.

En febrero CNA preguntó al Obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, por qué la academia que dirige presenta a Sachs con frecuencia en sus eventos. “Porque él integra el magisterio de la Iglesia y del Papa Francisco en la economía al poner a la persona humana y al bien común al centro”, respondió el Prelado.

Sachs ha escrito que una “clave para el desarrollo sostenible” es la “estabilización de la población global” a través de “la reducción de las tasas de fertilidad”.

“La reducción de las tasas de fertilidad debe alentarse en los países más pobres también. Las reducciones rápidas e integrales de la fertilidad han sido logradas y pueden lograrse en países más pobres. El éxito para reducir las altas tasas de fertilidad depende de mantener a las niñas en la escuela, asegurar que los niños sobrevivan y proveer acceso a planificación familiar moderna y anticonceptivos”, escribió Sachs en CNN en 2011.

Al ser cuestionado sobre esta declaración de Sachs y la preocupación de algunos católicos al respecto, Mons. Sánchez Sorondo indicó que el economista dijo esto en 2011. “Ahora ha cambiado”, precisó el Obispo argentino.

Sin embargo, en octubre de 2019, Sachs nuevamente habló sobre la meta de “reducir las tasas de fertilidad”. “Educar a las niñas, bajar las tasas de fertilidad, hacer que las mujeres ingresen a la fuerza laboral. Eso es así en cualquier país, en cualquier religión”, dijo Sachs a Reuters.

El economista tampoco se ha distanciado de lo que escribió en su artículo de 2006 titulado “Fertilidad más baja: Una inversión sabia”, publicado en la revista Scientific American. Allí escribió que “reducir las tasas de fertilidad en los países más pobres sería también una de las inversiones más inteligentes que los países ricos pueden hacer hoy por su propio bienestar futuro”.

CNA preguntó a Sachs en febrero cómo su defensa de la reducción de las tasas de fertilidad y la anticoncepción encajan con el sentido de “ecología humana integral” del Papa Francisco y si cree que es correcto que las personas en el mundo desarrollado definan el estilo de vida de quienes están en los países en vía de desarrollo.

Sachs contestó que está de acuerdo con “el apoyo del Papa Francisco a la ‘paternidad responsable’ como también lo enunció el Papa San Pablo VI. Esta idea significa que las familias, es decir los padres y las madres juntos deben tomar una decisión racional sobre los hijos basados en sus circunstancias centrándose en asegurar su crecimiento”.

“El acceso al aborto es una decisión de cada nación. Las metas de desarrollo sostenible y la agenda 2030 (una lista de 17 metas globales a cumplirse hasta 2030) no mencionan el aborto ni promueven el aborto”, dijo Sachs a CNA.

Sin embargo, la meta 5.6. señala que se debe “garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos”, un eufemismo que se refiere a los anticonceptivos y el aborto.

Sachs también dijo a CNA que “no se enteró” de que la Santa Sede decidió no participar en la cumbre de Nairobi convocada por el Fondo de Población de la ONU en noviembre de 2019.

En esa oportunidad la Santa Sede lamentó que la cumbre se centrara en algunos temas controvertidos como “los derechos sexuales y reproductivos” y la “educación en la sexualidad comprehensiva”, en la que está incluida la promoción de la ideología de género y el estilo de vida homosexual.

Jeffrey Sachs dijo a principios de año a CNA que usa su rol de mentor para “enfatizar la gran belleza y la sabiduría de la enseñanza social de la Iglesia, de las enseñanzas y acciones de San Francisco para guiarnos hacia el desarrollo integral que buscamos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *