El Vaticano lleva casi un mes sin nombrar obispos

Algo pasa en la Congregación para los Obispos. Desde el pasado 18 de agosto no se ha anunciado el nombramiento de ningún obispo en la Iglesia Católica.

Los periodistas de información religiosa dejan lo que están haciendo, todos los días, a las 12 del mediodía para algo más que rezar el Ángelus. El Vaticano publica todos los días a mediodía el Bolletino, un enlace en el que aparecen las comunicaciones oficiales de la Iglesia Católica y que, además de avisos de documentos y ruedas de prensa, suele incluir el capítulo de audiencias que ha tenido el Papa y un epígrafe bajo el título de ‘renuncias y nombramientos’.

Tomando una semana al azar del curso pasado, por ejemplo entre el 21 y el 27 de mayo de 2018, vemos que se nombraron tres arzobispos, cuatros obispos y dos obispos auxiliares. Otra semana cogida al azar, la del 12 al 18 de marzo de 2018: El Papa nombró dos obispos.

En fin, ojeando el Bolletino se puede ver que el nombramiento de obispos forma parte de las comunicaciones diarias ordinarias del Vaticano.

Sin embargo, desde el pasado 18 de agosto, dos días después de la explosión del caso Pennsylvania, el Vaticano ha suspendido el nombramiento de obispos.

Es costumbre que el Papa reciba los sábados en audiencia al Prefecto de la Congregación para los Obispos, audiencia en la que acostumbra a firmarle los nombramientos episcopales de la semana. Las audiencias se retomaron tras el parón estival el pasado 1 de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *