El tribunal superior de Delhi defiende el ‘Derecho a hacer misión’

Asianews

 

 

Con un fallo que se discutirá, el Tribunal Superior de Delhi defiende el derecho de misión en la India. El caso se refiere al doctor Christo Thomas Philip, un cristiano, ciudadano estadounidense de origen indio. En 2016, las autoridades de Delhi retiraron su visa para trabajar en un hospital protestante en Bihar.

 

Los jueces dicen que “la India es un país laico. Todas las personas en este país tienen derecho a practicar su fe de la manera que consideren apropiada, siempre que no ofendan a otras personas. Si la fe del Dr. Christo lo exhorta a ser voluntario en el campo médico en un hospital, él es libre de hacerlo. No hay ley que lo impida”.

 

Para AsiaNews Mons. Theodore Mascarenhas, secretario general de la Conferencia de Obispos de la India, expresa una enorme satisfacción y felicita a los abogados que siguieron el caso. El tribunal ha reafirmado tres elementos importantes: el primero es que todas las personas tienen el derecho de practicar libremente su fe; el segundo es poner en práctica su fe como voluntario en el campo social; la tercera es que ninguna ley india prohíbe hacerlo”.

 

Al médico cristiano le asisten los abogados de ADF India, una asociación que se ocupa de la protección legal de los cristianos perseguidos. AC Michael, director del sector de desarrollo, cuenta que la historia del doctor Philip se remonta al 26 de abril de 2016, cuando estaba atrapado en el control de inmigración de la Terminal Internacional Indira Gandhi cuando regresaba de una reunión de médicos en Grecia.

 

Aquí, los funcionarios le informaron sobre la prohibición de poner un pie en suelo indio y que sería deportado a Estambul, ya que acababa de aterrizar de un vuelo de Turkish Airlines. Después de dos días en la cárcel, el médico se mudó a Nepal, donde se reunió a su familia, para estar más cerca de la corte india y seguir su caso.

 

El motivo de su deportación, explica el activista, se debe al hecho de que “el gobierno indio había ordenado el retiro de la Tarjeta OCI (Ciudadanos de ultramar de India). Es una ‘visa de vida’ reservada para los médicos, enfermeras y dentistas estadounidenses de origen indio, lo que les permite mantener la ciudadanía estadounidense y al mismo tiempo realizar trabajos en la India”.

 

El doctor Christo, nacido en Kerala en 1982, a la edad de 10 años se mudó con su familia a los Estados Unidos. En 2011 se especializó en Medicina de Emergencia en la Universidad de Texas Southwestern Medical Center en Dallas. En 2014 regresó a la India para trabajar en el Hospital Duncan en Raxaul, Bihar.

 

En 2016, el Consulado General de la India en Houston canceló su permiso, acogiendo con satisfacción la queja de algunas personas que acusaron al médico de “actividad evangelizadora y subversiva” y de realizar “conversiones forzadas que causan problemas de orden público”.

 

Según Michael, “el tribunal ha demostrado que el gobierno actuó de mala fe y se le ordenó que se comportara de acuerdo con la ley del país”. Esta declaración es realmente importante para aquellos que están atravesando momentos difíciles para practicar su propia religión”. El tribunal ordenó al Ministerio del Interior que devolviera la visa para que el médico pueda regresar para atender a los enfermos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *