El Papa a los Caballeros de Colón: defiendan a la familia en la sociedad

A dos semanas del viaje que hará a Irlanda para presidir el Encuentro Mundial de las Familias (del 25 al 26 de agosto), el Papa Francisco agradeció a los Caballeros de Colón, reunidos en Baltimore para su “convention” anual (del 7 al 9 de agosto), por su «compromiso para proclamar el Evangelio de la familia». Los exhortó a defender «la naturaleza auténtica del matrimonio y de la familia dentro de la sociedad».

«Mientras Su Santidad se prepara para viajar a Irlanda para el Encuentro Mundial de las Familias», escribe el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin en el mensaje enviado al Caballero Supremo Carl Anderson, «desea que exprese su gratitud a los Caballeros de Colón de todo el mundo por su compromiso para proclamar el Evangelio de la familia, animando a los hombres en su vocación de maridos y padres católicos y defendiendo la auténtica naturaleza del matrimonio y de la familia dentro de la sociedad.

Como Él ha indicado en la exhortación apostólica “Amoris laetitia”, “la Iglesia es una familia de familias” (número 87), mediante la cual el amor fiel y redentor de Cristo se expande constantemente en nuestro mundo, conduciendo hacia Él los corazones y llevando esa paz que el mundo no puede dar (Juan 14, 27). Él confía en que su Orden seguirá ofreciendo ayuda y apoyo sobre todo a los jóvenes, que en un mundo lleno de luces contrarias al Evangelio, tratan de seguir siendo fieles discípulos de Cristo y fieles hijos de la Iglesia».

En el mensaje en inglés enviado en nombre del Papa, mismo que fue leído durante la inauguración de la “convention” por el arzobispo Leonard P. Blair de Hartford, la diócesis en donde nacieron los Caballeros de Colón, el cardenal Parolin evocó el carisma y la importante historia de la Orden, con «el vínculo inescindible de fe y caridad» que llevó a los primeros caballeros a trabajar por una sociedad fraterna mediante la formación cristiana y el apoyo recíproco de los miembros.

Una realidad todavía actual, recuerda el mensaje pontificio, puesto que «en nuestros días, el Santo Padre» pide a toda la Iglesia una renovada conciencia de «nuestra responsabilidad de ser custodios los unos de los otros y de vivir concretamente la fe que se expresa a través del amor». Al hacerlo, mediante la reciente exhortación apostólica sobre la llamada a la santidad, «Francisco habló sobre las bienaventuranzas como del “documento de identidad” que demuestra que somos verdaderos seguidores de Cristo».

En el Discurso de la montaña, además, «se delinea el rostro del Maestro, que estamos llamados a hacer resplandecer en la cotidianidad de nuestra vida» (“Gaudete et Exsultate”, 63), especialmente mediante la amorosa preocupación por el más pequeño de los hermanos y de las hermanas. «Los grandes santos, cuya imitación de Cristo sigue inspirándonos –prosigue el mensaje–, unían cotidianamente la fe, la oración y la caridad práctica».

Por este motivo el Papa anima «los esfuerzos perseverantes de los Caballeros de Colón, en todos los niveles, para ofrecer testimonio del amor de Dios mediante el amor concreto y la solidaridad para los pobres y los necesitados». Por ello también elogia «los incontables actos de caridad emprendidos a menudo silenciosamente» por los miembros de los “Councils”, las articulaciones locales de la Orden, que «demuestran la verdad de las palabras de la Madre Teresa de Calcuta»:

Dios «se abaja y se sirve de nosotros, de ti, de mí, para ser su amor y su compasión en el mundo… Él depende de nosotros para amar el mundo y demostrarle cuánto lo ama» (“Gaudete et Exsultate”, 107). Con la esperanza expresada por el Pontífice de que el programa de los Caballeros “Faith in action”, y la iniciativa “Helping hands”, «den frutos de una caridad creativa cada vez más adecuada a las nuevas formas de pobreza y de necesidad humana que emergen en la sociedad contemporánea».

Para concluir, el Papa «renueva su gratitud por las actividades caritativas de los Caballeros de Colón hacia nuestros hermanos y hermanas, miembros de la más amplia familia cristiana, que sufren el prejuicio y la persecución» y «pide a los Caballeros y a sus familias que sigan rezando por la paz en el Medio Oriente, la conversión de los corazones, un compromiso sincero al diálogo y la justa solución de los conflictos».

Los dos mil Caballeros de Colón reunidos en Baltimore, en representación de los casi dos millones de Caballeros presentes en todo el mundo, eligieron para su 136ª “convention” anual (a la que, además del Papa, envió su mensaje de felicitaciones, entre otros, el presidente de Estados Unidos Donald Trump), el lema «Caballeros de Caridad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *