El obispo de Spokane, partidario de excomulgar a los políticos abortistas

Julio Llorente / InfoVaticana

 

 

Tras la aprobación por parte del Senado de Nueva York de una ley abortista especialmente atroz, que permite la eliminación del feto instantes antes del parto, se ha abierto un debate bastante sugestivo en el seno de la Iglesia estadounidense: ¿deben ser excomulgados los políticos católicos que voten a favor de leyes abortistas? O, por llevarlo a lo concreto, ¿puede el gobernador de Nueva York, declarado católico, recibir la comunión tras haber apoyado una ley tan manifiestamente abortista?

 

Los obispos de Knoxville (Tennessee) y Tyler (Tejas) respondieron a esta pregunta con notable premura. De acuerdo con ellos, ni el gobernador de Nueva York ni ningún político que vote a favor de proyectos abortistas puede comulgar: ‘La excomunión no es un castigo, sino una forma de devolver a la persona a la Iglesia. Es una medicina para ellos’, señaló el primero de los prelados.

 

A estos dos purpurados se ha unido ahora el obispo de Spokane, Mons. Thomas A. Daly, quien expresa su postura en una contundente carta pastoral: ‘Ningún político que viva en la diócesis de Spokane y que acepte públicamente el aborto puede recibir la Sagrada Comunión sin confesarse ante Cristo y su Iglesia’.

 

En este sentido, el prelado se refiere concretamente al caso del gobernador de Nueva York, Andrew Duomo, que se resiste a reconocer que determinadas posturas políticas son incompatibles con la fe católica: ‘Andrew Cuomo, católico y gobernador de Nueva York, está apoyando leyes que permiten abortar a un bebé incluso inmediatamente antes de que nazca. Esta conducta es terrible y no se puede aceptar que un católico esté a favor del aborto, ni como civil ni como político’.

 

En relación con esto, el purpurado remarca el compromiso de la Iglesia con la defensa del derecho a la vida del ser humano, inalienable desde la concepción hasta la extinción natural: ‘El compromiso de la Iglesia con la vida de cada ser humano es inequívocamente firme. Sólo Dios es autor de la vida humana, y es terrible e inaceptable que el gobierno civil decida sancionar con la muerte a los niños que están aún por nacer’.

 

La postura del cardenal Dolan

 

No obstante, el arzobispo de Nueva York, Mons. Timothy Dolan, que es a quien correspondería determinar la excomunión del gobernador Cuomo y los demás legisladores, ya ha descartado este supuesto: ‘No discutiré ningún caso individual, pero la excomunión no debe ser utilizada como arma. De forma demasiado frecuente, lamento, aquéllos que llaman a la excomunión sólo lo hacen para liberar ira o frustración’.

 

De acuerdo con él, así, ‘notables canonistas han afirmado que, según el derecho canónico, la excomunión no es la respuesta indicada para un político que apoye o vote leyes que avanzan el aborto.

 

En cualquier caso, como señala el colaborador de Infovaticana Carlos Esteban en este lúcido artículo, parece que la razón no asiste al cardenal Dolan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *