El obispo de Ibiza y Formentera recurre el cierre de lugares de culto

Fuente: Actuall

El Obispado de Ibiza y Formentera ha presentado un recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares contra la medida del Gobierno regional que afecta a los lugares de culto.

El administrador diocesano, Vicente Ribas, así lo ha comunicado a los fieles, a quienes ha dirigido un carta en la que les explica que el pasado día 15 la consellera de Salud, Patricia Gómez, hacía publica la resolución en la que se adoptaban una serie de medidas temporales para la contención de la Covid-19.

Entre las medidas, Ribas recuerda que se suprime la actividad de los lugares de culto, con excepción de la celebración de funerales, que podrán hacerse siempre que no se supere el 33 por ciento de la capacidad y con un máximo de 15 personas.

Así, lamenta que la consellera ha decidido cerrar las dos parroquias de la ciudad de Ibiza situadas dentro de la zona confinada.

Para el administrador diocesano, se trata de una medida «desproporcionada e injustificada» y, por ello, cuestiona los criterios objetivos que han llevado a la responsable de Salud a nivel autonómico a la adopción de suprimir el culto.

Según Ribas, tras esta supresión «no hay absolutamente ningún criterio objetivo, excepto la pura y más absoluta arbitrariedad».

También ha recordado que la libertad religiosa, «como casi todo el mundo sabe, puesto que parece que hay quien lo desconoce, está recogida por la Declaración de los Derechos Humanos y en las constituciones o cartas magnas de todos los países que se declaran y son democráticos».

En la carta a los fieles también manifiesta que «ni lo justo ni lo ético no puede ser confundido con lo legal. Los problemas éticos deben ser resueltos en el campo ético y no en el jurídico. La ley no puede suplantar ni a la justicia ni a la ética. No todo lo legal es siempre ético». Además, Ribas afirma que «se impone denunciar todos los abusos que se cometan en nombre de la justicia».

Sobre la pandemia, Ribas considera que no se está ante un problema cualquiera, ni en medio de una crisis sanitaria (como otras en la historia) para olvidarse de ella y de sus consecuencias una vez superada. De hecho, se está ante una cuestión de gran envergadura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *