El cardenal Marx desaconseja el temor al infierno

“Allí donde alguien siempre el miedo -al infierno o a cualquier otra cosa-, el Evangelio no puede tener efecto”, ha dicho el presidente de los obispos alemanes, cardenal Reinhard Marx al portal de la Conferencia Episcopal Alemana, Katoslisch.de.

La ocasión era la Conferencia de Paz de Augsburgo, y el arzobispo dijo otras ‘perlas’ además de esta declaración contradiciendo aquello de que “el temor de Dios es el principio de la sabiduria” o la notable insistencia del propio Jesucristo en la realidad terrible del infierno.

Por ejemplo, a estas palabras añadió que “a veces uno tiene que decir: ¡paren la religión!”, lo que en ocasiones tenemos la sensación de que el arzobispo lo pensó hace ya tiempo.

Marx elogió la libertad de nuestras sociedades y repitió el mantra de que no se puede excluir a nadie por no ir a misa los domingos, algo que por lo visto debe suceder muy a menudo en otras partes, o no se insistiría tanto en ello.

Es curioso, en cambio, que no tenga nada que decir sobre el hecho de que quien en Alemania se niega a pagar el abusivo Kirchensteuer, el impuesto religioso que hace inmensamente rica a la Iglesia nacional, tenga que apostatar para ello. ¿No hay algún tipo de contradicción en esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *