EE.UU.. Obispos apoyan ley protección legal permanente a «dreamers»

Vatican news

 

La Comisión de Migración de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos ha intervenido recientemente en el debate sobre el nuevo proyecto de ley que tiene por objeto garantizar a los niños pequeños de los inmigrantes irregulares y a los titulares de un estatuto de protección temporal o de permisos temporales, una protección jurídica permanente con vistas a la ciudadanía. Para los obispos esta es una medida necesaria

Los obispos de los Estados Unidos apoyan la American Dream and Promise Act 2019 (HR6), el nuevo proyecto de ley presentado al Congreso, que tiene como objetivo proporcionar protección legal permanente y un camino hacia la ciudadanía a los llamados «Soñadores» y beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) o de la Salida Forzada Diferida (Ded). (Documento completo)

Contenido de la medida

De aprobarse, la ley permitiría a los jóvenes inmigrantes que entraron irregularmente en los Estados Unidos antes de los 18 años, que estudien o trabajen en el país y hayan residido continuamente durante al menos cuatro años después de su entrada en vigor, obtener un permiso de residencia permanente a fin de obtener la ciudadanía. Una posibilidad similar se concedería a los extranjeros con Tps y Ded que hayan sido residentes durante al menos 5 años.

La medida busca llenar el vacío legislativo creado tras la decisión del presidente Trump, en 2017, de suprimir el Daca, el programa diseñado por la Administración Obama para la protección de los jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos como resultado de tener padres sin documentos regulares.

Aunque varios fallos judiciales han permitido hasta ahora a los Dreamers extender su estadía en los Estados Unidos, su estatus legal sigue siendo incierto y cerca de 800.000 jóvenes inmigrantes están en riesgo de ser deportados. Similar es la situación de muchos extranjeros que gozan de protección temporal o de permisos temporales renovables (Ded) y que han residido y trabajado en el país durante años.

Urgente una «solución legislativa definitiva» para los dreamers y beneficiarios de Tps

Por esta razón, la Conferencia Episcopal pide una «solución legislativa definitiva» y, en este sentido, apoya la ley HR6. Joe S. Vásquez, presidente de la Comisión para la Migración de la Conferencia Episcopal (Usccb), dijo ayer: «Los soñadores y los poseedores de Tps son miembros vitales de nuestra comunidad que van a la escuela, trabajan para mejorar nuestras comunidades y formar familias. Han vivido en el limbo legal durante demasiado tiempo y es hora de encontrar una solución», dijo el prelado.

La posición de los obispos ilustrada en una audiencia en la Cámara Baja

La posición del episcopado sobre la medida fue ilustrada en los últimos días por Mons. Mario Dorsonville-Rodríguez, miembro de la misma Comisión Episcopal de Migración, en una audiencia en la Comisión de Justicia de la Cámara de Representantes. En su informe, el prelado reiteró la petición de los obispos de una solución legislativa que garantice a los Socios y beneficiarios del TPS o Ded un camino para obtener la ciudadanía.

Esta solución -señaló Mons. Dorsonville-Rodríguez- no debe, sin embargo, ir en detrimento de otras familias inmigrantes y de los menores. El obispo recordó, en particular, la necesidad de proteger a los solicitantes de asilo y a los menores no acompañados, así como de prevenir la trata de seres humanos y los abusos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *