Contagio masivo en un “bautizo”… musulmán

Fuente: Juan Carlos Rodríguez del Pozo / InfoVaticana

El 10 de septiembre varios medios de comunicación en España alertaron acerca de un brote de coronavirus con más de medio centenar de infectados en Torrelavega como consecuencia de un “bautizo multitudinario”.

Como nos cuenta La Cigüeña de la Torre, varios medios, incluidos La Sexta, ABC, el Diario Montañés y la COPE, se sumaron a dar la noticia sin ninguna referencia a la religión de los que celebraron dicho “bautizo”, calificado como un “acto de irresponsabilidad” por el alcalde de la ciudad cántabra.

El párroco de la iglesia del barrio afectado por el brote, Juan Carlos Rodríguez, escribió un mensaje, que se difundió por las redes sociales, en el que pedía a los medios y al alcalde que precisaran “el vocabulario que utilizan”, la gente “me está poniendo verde en las redes sociales pensando que ha sido en nuestra iglesia”, dijo, añadiendo que algún medio llegó a publicar el artículo con la iglesia de fondo.

“Los musulmanes, no tienen ningún rito de iniciación a la religión islámica, no tienen nada que se parezca a un bautizo, solamente se reúnen en las casas para celebrar el nacimiento de una nueva vida en la familia”, escribió el párroco desvelando la religión de los protagonistas del brote.

“Por eso hay que puntualizar y que la gente no utilice la palabra bautizo, para evitar confusiones. Si nosotros tuviéramos responsabilidad, no me importa asumirlo, pero para una vez que libramos los de la iglesia… Que no nos metan en este cesto”, concluyó el sacerdote, según recoge Cantabria Directa.

La diócesis de Santander ha emitido un comunicado posterior del párroco en el que asegura que nunca se difundió el mensaje “para favorecer la estigmatización del colectivo musulmán”. Juan Carlos Rodríguez afirma que respeta a los musulmanes, a los que traslada su “consideración y solidaridad en momentos tan críticos y dolorosos”.

“Este hecho es evidentemente reprochable, sin duda alguna, pero ha sido cometido por una minoría, por lo que no se puede generalizar a todo el colectivo, sino responsabilizar a cada persona de manera individual, como corresponde en sociedad”, señala el sacerdote.

Después realiza un alegato en el que defiende la aportación de su parroquia “a favor de la integración cultural”, y explica que “por esencia de nuestra identidad cristiana, siempre trabajaremos en defensa de la dignidad de todas las personas, independientemente de su raza, credo, nacionalidad o cualquier otro tipo de discriminación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *