Colombia: obispos piden solidaridad con afectados por el huracán Iota

Fuente: ACI Prensa

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) expresó su cercanía con las personas que sufren a causa de la ola invernal y los huracanes en el país y llamó a los fieles a la solidaridad con los damnificados.

El huracán Iota de categoría 5, el nivel máximo en la escala de intensidad, azotó el caribe colombiano este lunes y se estima que la zona más afectada fue la isla de Providencia, donde dejó daños en el 98 % de la infraestructura. También golpeó la isla de San Andrés.

El presidente de Colombia, Iván Duque, indicó que es la “primera vez en la historia de nuestro país vemos un huracán de categoría 5 golpear nuestro territorio” y realizó “un llamado grande al sector privado y a la sociedad colombiana” para brindar ayuda en esta emergencia.

Además, el país viene enfrentando una ola invernal, que ya ha dejado 11 municipios afectados y más de 28 mil damnificados por las lluvias e inundaciones en el departamento de Chocó, el más pobre de Colombia.

En un comunicado, la conferencia episcopal expresó su cercanía fraterna a todos los damnificados, especialmente a las “comunidades hasta ahora más afectadas, en el territorio de las Arquidiócesis de Cartagena y Santa Fe de Antioquia, de las Diócesis de Quibdó y de Istmina – Tadó, y del Vicariato Apostólico de San Andrés y Providencia”.

Los obispos indicaron que piden a Dios por el descanso de los fallecidos, por “el consuelo para sus seres queridos, la pronta recuperación de los heridos y los enfermos, la fortaleza para los que han perdido sus viviendas y otros medios para su subsistencia”.

La conferencia señaló que, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), se ha puesto en marcha acciones humanitarias para la atención de la emergencia, al igual que los Bancos de Alimentos de las jurisdicciones eclesiásticas.

“Las dimensiones de estas tragedias son inmensas y las consecuencias devastadoras. Por eso, hacemos un llamado apremiante a la solidaridad de todo el pueblo colombiano, de modo que sea posible aliviar en algo el dolor de los hermanos que han sido afectados por estas catástrofes”, pidió.

Para poder brindar ayuda, la conferencia indicó que se han abierto canales para recibir donaciones en las diócesis de las zonas más afectadas y convocó a las comunidades a orar para que “Dios nos conceda superar estas situaciones tan difíciles”.

“Él nos consuela en todas nuestras luchas, para que también nosotros podamos consolar a los que están en toda tribulación”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *