Clamor de la Iglesia por la vida y la paz en el departamento más pobre de Colombia

Fuente: Walter Sánchez Silva / ACI Prensa

Las diócesis católicas y diversas organizaciones sociales del departamento del Chocó, el más pobre de Colombia, emitieron un pronunciamiento a favor de la vida, la paz y contra la violencia, en el marco de la Semana por la Paz que se realiza del 6 al 13 de septiembre.

En el texto titulado “Clamor por la vida y por la paz” del 7 de septiembre, los obispos de Quibdó, Istmina-Tadó y Apartadó, junto con varias organizaciones sociales indicaron que la Semana por la Paz “nos motiva a seguir caminando hacia el reencuentro con la paz integral que es un anhelo profundo de nuestras comunidades”.

“Continuaremos visibilizando y denunciando las perversas afectaciones que causan sobre nuestro pueblo y el territorio la deficiente presencia del Estado, el incremento de las agresiones de los actores armados y la corrupción que frena el desarrollo de las comunidades”, indicaron.

Asimismo se solidarizaron con todos los afectados por “el asesinato e intimidación de los líderes, lideresas y comunidades, el reclutamiento de menores de edad, la instalación de minas antipersonales, la instrumentalización de jóvenes y mujeres, el confinamiento, el secuestro, la extorsión, los asesinatos selectivos, el desplazamiento, la pérdida de la autonomía comunitaria y la disputa territorial ejercida por actores armados con diferentes intereses económicos y políticos”.

En su comunicado del 7 de septiembre, los obispos y las organizaciones sociales rechazaron “las acciones de connivencia entre algunos miembros de la Fuerza Pública con actores ilegales en algunos lugares del territorio”.

“En Quibdó, por ejemplo, se ha apostado mucho por la paz y la Iglesia con sus sacerdotes ayudan mucho a la comunidad en la zona”, indicó Rengifo a ACI Prensa.

En su comunicado, los obispos y las organizaciones dijeron que en este mes y junto a la Defensoría, la Oficina para los derechos Humanos de la ONU y otros actores solidarios “reanudaremos las continuas misiones humanitarias de monitoreo, acompañamiento y verificación al interior de los territorios para oír, documentar y visibilizar las diferentes situaciones que obstaculizan el goce efectivo de derechos de las comunidades expresado en el clamor de sus líderes y autoridades étnicas”.

Finalmente indicaron que apoyarán “el Pacto por la Vida y la Paz que se suscribirá a partir del 10 de septiembre del 2020, desde la Costa Pacífica y el Suroccidente de Colombia como una herramienta que recoge nuestro pensamiento y nuestras acciones transformadoras”.

El Pacto por la Vida y la Paz es una iniciativa civil que surge ante la creciente violencia en el país que solo en 2020 ha cobrado la vida de al menos 52 personas en distintas masacres perpetradas en Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *