CHIROGRAFO DEL SANTO PADRE

Con un quirógrafo fechado el 27 de junio de 1942 , nuestro predecesor de venerable memoria, Pío XII, erigió el Instituto de Obras de Religión en la Ciudad del Vaticano, con personalidad jurídica, absorbiendo en él la «Administración de Obras de Religión» preexistente, cuyo Estatuto era fue aprobado por el Sumo Pontífice el 17 de marzo de 1941 y originalmente se basó en la «comisión ad pias causas » establecida por el Sumo Pontífice Leo XIII en 1887.

Además, con un posterior Quirógrafo fechado el 24 de enero de 1944 , estableció nuevas reglas para el régimen del Instituto, delegando a la Comisión de Supervisión de Cardenales del Instituto para proponer cambios al Estatuto del 17 de marzo de 1941 que, para la ejecución del Quirógrafo en palabras, parecía necesario.

Para continuar adaptando las estructuras y actividades del Instituto a las necesidades de los tiempos de una manera cada vez mejor, haciendo un uso particular de la colaboración y responsabilidad de los católicos laicos competentes, me gustaría renovar los Estatutos del ad experimentum por dos años. Instituto para las Obras de Religión, con el cual San Juan Pablo II , con un quirógrafo fechado el 1 de marzo de 1990 , había dado una nueva configuración a este Instituto, conservando su nombre y propósito.

1. El propósito del Instituto es proporcionar la custodia y administración de bienes muebles e inmuebles transferidos o confiados al Instituto por personas físicas o jurídicas y destinados a obras de religión o caridad.

2 . El Instituto tiene personalidad jurídica canónica pública y sede en el Estado de la Ciudad del Vaticano.

Para cualquier disputa, la corte competente, como regla, es la del Estado de la Ciudad del Vaticano.

3 . Los cuerpos del Instituto son:

– La Comisión de Cardenales
– El Prelado
– La Junta de Superintendencia
– La Administración

4 . La Comisión de Cardenales está compuesta por cinco Cardenales nombrados ad quinquenio por el Sumo Pontífice y confirmados una vez.

Supervisa la lealtad del Instituto a las normas legales de acuerdo con los procedimientos previstos por el Estatuto.

5 . El Prelado, designado por la Comisión de Cardenales, sigue la actividad del Instituto, participa como Secretario en las reuniones de la Comisión misma y asiste a las reuniones de la Junta de Superintendencia.

6 . La Junta de Superintendencia es responsable de la administración y gestión del Instituto, así como de la supervisión y supervisión de sus actividades financieras, económicas y operativas.

Está compuesto por siete miembros, nombrados por la Comisión de Cardenales, que ocupan cargos durante cinco años y pueden confirmarse una vez.

7 . La representación legal del Instituto es responsabilidad del Presidente de la Junta de Superintendencia.

8 . La Gerencia está compuesta por el Gerente General y un posible Director Adjunto, designado por la Junta de Superintendencia con la aprobación de la Comisión de Cardenales.

El Gerente General, que puede ser contratado de manera permanente o temporal, es responsable de todas las actividades operativas del Instituto y es responsable ante la Junta de Superintendencia.

9 . La auditoría legal de las cuentas es realizada por un auditor externo, designado por la Comisión de Cardenales a propuesta de la Junta de Superintendencia, por un período de tres años financieros consecutivos, renovable solo una vez.

También establezco que este Quirógrafo se publica en el periódico L’Osservatore Romano junto con el nuevo Estatuto del Instituto de Obras de Religión que, aprobado por mí ad experimentum durante dos años, entrará en vigor inmediatamente en dicha publicación, y que posteriormente ambos se insertan simultáneamente en Acta Apostolicae Sedis .

Dado en Roma, en San Pedro, el 8 de agosto de 2019, el séptimo de nuestro pontificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *