Catolicos japoneses: ‘El papa dice no a la energía nuclear’

Asianews

 

 

El pontífice viajará al país del sol naciente el próximo noviembre. Será el segundo papa en visitar Japón después de Juan Pablo II, en 1981. Según los rumores, orará por las 220 mil víctimas de los ataques nucleares de Hiroshima y Nagasaki. Para los medios locales, también se espera a Francesco en Fukushima.

 

Los católicos japoneses invitan al Papa Francisco a lanzar un mensaje contra las armas nucleares de Hiroshima y Nagasaki, durante el viaje apostólico que llevará al pontífice al país del sol naciente el próximo noviembre. El pasado 23 de enero, fue el propio Francisco quien anunció el viaje, en el vuelo que lo lleva a Panamá para la celebración de la 34 ° Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Será el segundo papa en visitar Japón después de Juan Pablo II, en 1981.

 

Según los rumores, durante su estancia en el país, Francisco habría planeado visitar Hiroshima, Nagasaki y orar por las víctimas de los ataques nucleares de 1945, en los que murieron casi 220 mil personas. «Creo que [el pontífice] tendrá simpatía por el movimiento por la abolición de las armas nucleares», dijo Keiko Ichikawa, de 77 años, una de los aproximadamente 450 mil católicos japoneses. «Espero que la visita del Papa sea una oportunidad para fomentar el movimiento».

 

Durante su viaje a Japón, Juan Pablo II fue a Hiroshima y Nagasaki. El Papa polaco también celebró una misa en el estadio de béisbol en Tokio, en presencia de 35,000 fieles. El Papa Francisco ha expresado repetidamente el deseo de visitar Japón. En su juventud, quería trabajar en el país como misionero, pero una operación pulmonar lo obligó a desistir.

 

Los medios locales dicen que el Papa también está considerando una visita a la región de Fukushima, afectada por el tsunami provocado por un terremoto en marzo de 2011. Unas 18,000 personas murieron en el desastre. Las olas causadas por el terremoto han sumergido la central nuclear de Fukushima, causando la fusión de sus reactores: fue el accidente nuclear más grave del mundo, después de Chernobyl. «Hemos sufrido mucho sufrimiento en Fukushima, dice Yuko Honma, una monja de 82 años. Espero que el Papa tenga la oportunidad de visitar la localidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *