Carta del Cardenal Wim Eijk a sus feligreses

El cardenal Wim Eijk, arzobispo de Utrecht, ha enviado una carta de agradecimiento y alentadora a los miembros de los equipos pastorales y de la junta directiva de las parroquias de la archidiócesis, tras la dramática entrevista sobre el declive de la Iglesia en su país, que provocó algunas reacciones.

En la entrevista concedida al diario De Gelderlander vaticinaba la muerte de la Iglesia en los Países Bajos y alertaba sobre el continuo cierre de las iglesias en su país. “Cada vez que tengo que firmar un decreto para cerrar una iglesia, se me parte el alma”, se lamenta.

En la carta dirigida a los fieles y colaboradores y publicada en la web de su diócesis, el cardenal repite su advertencia de que la Iglesia se reducirá considerablemente en los Países Bajos, pero expresa su gratitud a todos los fieles: “Quiero agradecerles, miembros de los equipos pastorales y miembros de la junta, por todo lo que hacen durante este tiempo en que la iglesia tiene el viento en contra. Y quiero pedirles que transmitan mi gratitud a los muchos voluntarios”.

El cardenal Eijk escribe que la reducción de la iglesia significa “pensar en cómo podemos unir a más personas con nosotros y cómo podemos ser iglesia a pesar de convertirnos en una organización más pequeña en el futuro”.

Asimismo, alienta a los voluntarios y pastores a impulsar nuevas ideas inspiradoras para evangelizar y llegar a más gente, como así está ocurriendo en muchas parroquias.

El arzobispo anima a todos sus colaboradores: “Les tomo a todos muy en serio: a los miembros de los equipos pastorales, los miembros de la junta, los muchos voluntarios de las parroquias, los feligreses. Después de todo, compartimos nuestra responsabilidad y preocupación por la Iglesia en la Arquidiócesis de Utrecht, ahora y en el futuro. Experimento todo este compromiso y amor por la Iglesia cuando visito nuestras parroquias y hablo con la gente”.

Asimismo, les aclara que aunque ha tenido que ser sincero sobre la disminución de los católicos en los Países Bajos, es consciente y agradece todos los esfuerzos de la gente en las parroquias. “Quiero dejar muy claro con esta carta que veo este compromiso y lo aprecio mucho. Sin ese compromiso, estaríamos todavía más lejos”.

El arzobispo Wim Ejik afirma en la entrevista publicada en el diario local: “Me gustaría mucho hacer que la gente crea de nuevo. Pero no es tan fácil. Tenemos la cultura en contra, la cultura del hiper individualismo”.

El periodista le pregunta si podrían suavizar la doctrina católica para llegar a más gente, a lo que responde el cardenal Eijk: “Olvídalo. Eso no ayuda en absoluto. Vemos que las parroquias que son fieles a la doctrina en las catequesis y que ofrecen una buena liturgia de acuerdo con los estándares de la iglesia son, precisamente, las parroquias más demandas y atendidas. No tengo una receta para llenar las parroquias pero para llevar a la gente a Cristo hay que ser fiel a la doctrina”.

Al problema de la edad avanzada de los católicos y escasez de vocaciones, se une un informe reciente el cual señala que la mitad de los obispos de Holanda tendrían algún vínculo con casos de abusos contra menores.

Por otra parte, este cardenal también afirmó hace unos meses que el Papa Francisco debía aclarar si los católicos que están divorciados y vueltos a casar pueden recibir la Comunión, puesto que “las personas están confundidas y eso no es bueno”.

El Cardenal de Utrecht, Wim Eijk, dijo que mientras que el Papa “nunca ha dicho nada que vaya en contra de la doctrina de la Iglesia”, Amoris Laetitia “ha hecho sembrar la duda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *